ÚLTIMA HORA

Pedro Sánchez abandona rueda de prensa por amenza militar
Varias personas bebiendo cerveza en una mesa de un bar en Barcelona en diciembre del 2020

La Comunidad Valenciana endurece restricciones y podría volver el toque de queda

El gobierno valenciano quiere volver a limitar la movilidad nocturna

La Comunidad Valenciana, como el resto de España, vive un alarmante repunte de los contagios de COVID-19. Preocupa especialmente, el crecimiento entre los más jóvenes. Es por eso que ante esta situación, el gobierno valenciano ha decidido endurecer las restricciones que estaban actualmente en vigor. 

Se ha anunciado la posibilidad de volver a aplicar el toque de queda nocturno, de 01:00 a 06:00, en aquellas poblaciones con mayor incidencia. Los afectados serían unos 40 municipios que todavía no han sido concretados. Se están ultimando los detalles y los baremos para hacer la petición al Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana. 

Esta no es la única medida que se quiere modificar y por la que se deberá hacer una solicitud al TSJCV. Ximo Puig confirmaba que se quiere volver a limitar las reuniones sociales en exteriores e interiores. El presidente valenciano quiere volver a poner en 10 el máximo de personas que se pueden reunir fuera de la burbuja de convivencia. 

Nuevas restricciones en el ocio nocturno, la restauración y las fiestas populares

La Generalitat valenciana también ha preparado una serie de nuevas medidas que afectan a sector como la restauración y el ocio nocturno. Este segundo quedará totalmente cerrado en las próximas horas. Así, se confirma un nuevo cierre de las discotecas en esta comunidad. 

Este sector, que vuelve a ser el más afectado, podrá recibir nuevas ayudas económicas. Se extenderán las ya existentes para que reciban la mayor compensación posible. 

También se quiere combatir el ocio nocturno que se produce de manera ilegal. Es por eso que se endurecen las sanciones para los botellones en la calle. A partir de ahora pasará a ser una falta grave, aunque se desconoce la multa que acarreará. 

El sector de la hostelería y la restauración también se ve afectado por el endurecimiento de estas restricciones. Se adelanta el cierre media hora así que, dejando de servir a las 00:00 y cerrando a las 00:30. 

También se modifican el número máximo de personas en mesa. Pasa a ser de seis en interiores y de 10 en exteriores.  Para evitar contagios en este sector, se llevará a cabo una campaña para impulsar la ventilación en interiores. 

Se reduce también el número de personas que podrán asistir a eventos masivos. Disminuyen de 4.000 a 3.000 en los exteriores y de 3.000 a 2.000 en interiores. Además quedan prohibidas todo tipo de fiestas populares y pasacalles. 

Estas medidas entrarán en vigor en la madrugada del viernes al sábado 10 de julio. Se espera que se alargan hasta el próximo 10 de julio.

El inicio del toque de queda o el límite de 10 en reuniones dependerá de la decisión de los jueces. No se aplicarían hasta tener su aprobación. Sería entonces cuando se conocerían también las poblaciones que se verán afectadas. 

De momento, no han querido asegurar la total celebrar de las fallas a finales de verano ni han dicho como serán. "Se impondrán las medidas que estén efectivas en ese momento", decía la la consejera de Sanidad, Ana Barceló. 

Dos mensajes importantes a la población valenciana

Puig ha querido aprovechar su intervención para lanzar varios mensajes a los valencianos. Uno de ellos a la población en general: "Pedimos que vayamos con mascarilla, por qué es un seguro de vida". Ha recordado que "en exteriores no es obligatoria, pero el sentido común sí lo es y evita los contagios". 

Posteriormente se ha dirigido a los jóvenes pidiéndoles que hagan un último esfuerzo y mantengan cierta prudencia. Pero también a sus padres: "Todos hemos sido jóvenes y todos entendemos la necesidad de relacionarnos, pero los progenitores siempre tendemos una gran responsabilidad para proteger a nuestros hijos, los hijos de los demás y a todas las familias".