La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, en la sesión de control al Gobierno en la Asamblea de Madrid, el 22 de octubre del 2020

La comunidad de Madrid lo confirma: 'Será este viernes'

Lo ha anunciado la presidenta Isabel Díaz Ayuso

Aunque los datos de hospitalizaciones, nuevos contagios o incidencia acumulada de Covid-19 en Madrid sigan mejorando eso no quiere que des del Gobierno de la Comunidad haya ni un poco de relajación. El ejecutivo presidido por Isabel Díaz Ayuso se mantiene fiel a su estrategia y por eso la propia presidenta anunciaba que este viernes la Consejería de Sanidad aprobará una nueva orden sanitaria con nuevas medidas, aunque sin avanzar en que podrían consistir las mismas. 

Ha hecho este anuncio en el Pleno de la Asamblea de Madrid, concretamente contestando a una pregunta del portavoz del PP, Alfonso Serrano. Díaz Ayuso avanzaba que estas nuevas medidas están destinadas a «hacer de noviembre un mes todavía más seguro» para los ciudadanos madrileños. En este sentido, seguía insistiendo que su gobierno tiene clara que la vía en la que llevan trabajando estas semanas está «dando resultados» y que por tanto así la mantendrán. 

emoji regaloGRAN SORTEO ESPAÑA DIARIO: ¡Gana un vale de 100€ para gastar en Zara y todas las tiendas Inditex (Stradivarius, Pull&Bear, Bershka,...)! ¿A que esperas? ¡Participa ya al sorteo, es gratis! PINCHA AQUÍ y apúntate. ¡Es muy fácil!

Los números parecen dar la razón a la presidenta madrileña. Pues, por ejemplo, la incidencia acumulada por cada 100.000 habitantes a 14 días que llegó a superar los 700 casos, ayer se situaba en 359 e incluso podría haber bajado ya de 300 según un informe del Instituto Carlos III. El propio Fernando Simón reconocía esta semana que las medidas tomadas en Madrid «han tenido su efecto», aunque para este también se debería englobar los días de Estado de Alarma con cierre de 9 grandes ciudades, incluida la capital. 

Ayuso ha querido hacer hincapié en la necesidad de seguir haciendo campañas concretas de medidas, ya que «ahora viene el frío». La presidenta de la CAM ha querido dejar claro que sabe que la pandemia puede presentar nuevos retos en las próximas semanas y uno de sus objetivos sigue siendo expandir la capacidad de hacer tests en más zonas de la comunidad madrileña. 

En lo que también ha querido ser insistente Isabel Díaz Ayuso en que el confinamiento no está entre sus prioridades en la lucha contra el virus. «No queremos ni cerrar la actividad, ni confinar a la gente. Tenemos que luchar contra el virus», ha asegurado en la asamblea madrileña. 

Para la presidenta madrileña volver a un confinamiento estricto como el de la pasada primavera sería «un gran fracaso». Como viene defendiendo en las últimas semanas, considera mejor seguir apostando  por medidas «quirúrgicas o sensatas» que no hundan a la economía pero que sí que tengan su efecto en la evolución y mejora de la situación pandémica.

Todo pasa por encontrar un «término medio» y que solo que se tendría que «limitar lo imprescindible». Quiere evitar entrar en una dinámica de «abrir-cerrar, abrir-cerrar si no de tener medidas intermedias. No podemos despedir camareros, dependientes... Los comerciantes y autónomos pagan locales, pagan empresas». Cree que ahora mismo lo que hay que hacer en Madrid es «aguantar con el esfuerzo de todo para que pronto lleguen las Navidades» y que la curva baje a su vez que se recupera la economía. 

Segundo puente de «cierre» de Madrid

Mientras se esperan estas nuevas que se anunciaran este viernes, también mañana comienza el nuevo cierre perimetral de la comunidad que prohibirá la entrada y salida salvo por las razones y excepciones debidamente justificadas. 

Como pasará por la celebración de Todos los Santos, este nuevo cierre durará 4 días. Entrará en vigor a las 00.00 horas del 6 de noviembre y se alargará hasta las 00.00 horas del próximo lunes 9 de noviembre, coincidiendo con el día de La Almudena, patrona de la capital. Junto a este hay que recordar que 35 zonas básicas de salud de diferentes poblaciones siguen cerradas perimetralmente y con restricciones diferentes, sobre todo en restauración y comercio, respecto al resto de la comunidad.