Reflejo de una sanitaria en un cristal de la ambulancia del SUMMA.

Las nuevas restricciones de Madrid: ¿Ejemplo para toda España?

La gran preocupación del gobierno regional se centra en las discotecas y la llegada de turistas contagiados

A pocas horas para que se cumpla el plazo para la desactivación del estado de alarma, este domingo 21 de junio, una comunidad autónoma en España plantea mantener restricciones en el aforo de las zonas cerradas de restaurantes, bares o comercios y entrar en la nueva normalidad con un plan de desescalada en dos fases.

logo Twitter¿Aún no nos sigues en Twitter? ¿A que esperas? 📲Tus noticias preferidas al momento en el móvil con España Diario! Pincha aquí, TE ESPERAMOS!

Se trata de Madrid, la zona de España más castigada por el Coronavirus que ha aprobado este viernes en un consejo de gobierno extraordinario un decreto ley para regular la desescalada en esta región cuando decaiga el estado de alarma.

El nuevo decreto prevé una «nueva normalidad» con dos fases distintas, una primera, desde el 21 de junio hasta el 5 de julio, en la que se mantendrá al 60% el aforo en locales comerciales, establecimientos minoristas y centros y parques comerciales, y una segunda, a partir del 6 de julio, en el que todos estos establecimientos, más bibliotecas, museos, cines, teatros, ferias, congresos, academias y autoescuelas podrán ampliar su aforo al 75%.

Además, Madrid recupera sus competencias sin haber pasado por la fase 3 de la desescalada, y en todo caso, lo que propone el gobierno regional es suavizar las limitaciones de la fase 2 sin volver a la normalidad y manteniendo el uso obligatorio de mascarillas.

Al igual que en resto de locales, durante la primera fase de esta nueva normalidad en Madrid, hasta el 5 de julio, el aforo en el interior de bares y restaurantes será del 60% y de un 80% en las terrazas, pasando en la segunda fase a un 75% en el interior y un 100% en las terrazas.

Pero la gran preocupación de las autoridades se centra ahora mismo en aquellos negocios en los que se han originado rebrotes del virus en otros países, como locales de ocio nocturno, y la llegada de viajeros contagios a Barajas. 

En cuanto a las discotecas y bares de ocio nocturno, seguirán esta desescalada en dos fases, con un primer período con un máximo de ocupación del 30% en el interior, eliminando la pista de baile, y un 80% para sus terrazas o zona exterior, y un segundo período con más aforo para las terrazas, que podrán ocuparse al completo. 

Restricciones en lugares de culto

El decreto regula también las actividades de ocio infantil o juvenil, con la limitación del máximo de participantes a 300, con grupos de 15 personas como mucho. En las piscinas de uso público y recreativo se permitirá un aforo máximo del 50%, mientras que los parques de bolas, de momento, permanecerán cerrados.

En la primera fase los centros recreativos turísticos como zoológicos y acuarios se limitarán al 60%, y a partir del día 6 de julio al 75%. Las visitas será de un máximo de 25 personas. En zonas infantiles al aire libre, incluidas pistas de skate, se permite un aforo máximo de 1 persona por cada 4 metros cuadrados de recinto.

Otra de las restricciones que se mantienen en la Comunidad de Madrid es el aforo limitado al 75% para la asistencia a los lugares de culto, donde se podrán celebrar bodas con la misma limitación del aforo y 150 personas como máximo al aire libre y 75 en espacio cerrados.

La presidenta de la comunidad, Isabel Díaz Ayuso, ha defendido las medidas como una forma de «ayudar a los ciudadanos a convivir con el virus» ya que, según ha afirmado, «una cosa es ir saliendo paulatinamente de fases, y otra abrir completamente».

La cuestión es si el ejemplo de Madrid es sólo un caso aislado en la salida de las regiones del estado de alarma, o si acabará convirtiéndose en el ejemplo de una salida escalonada de la desescalada, un escenario de prudencia que a la luz de los últimos rebrotes en varias partes del mundo y de la cautela de Sanidad estos último días puede acabar imponiéndose en todo el país.