Varias personas con ropas navideñas y mascarilla sostienen regalos de Navidad

Una comunidad decide endurecer ya las medidas para Navidad en parte de su territorio

El rápido crecimiento en esta zona ha obligado a tomar una decisión de urgencia

Las fiestas navideñas están cada vez más cerca y la situación epidemiológica en nuestro país han obligado a repensar el plan que se había pactado para Navidad. El ministro de Sanidad Salvador Illa confirmaba este mismo miércoles que los gobiernos autonómicos tenían vía libre para endurecer todavía más las medidas básicamente en tres aspectos: movilidad, toque de queda y reuniones sociales. 

Y hay una comunidad que no ha tardado en aplicarse el cuento y ha decidido actuar de manera rápida y contundente. Concretamente hablamos de las Islas Canarias, cuyo presidente, Ángel Víctor Torres, confirmaba duras restricciones en la isla de Tenerife. 

logo Twitter¿Aún no nos sigues en Twitter? ¿A que esperas? 📲Tus noticias preferidas al momento en el móvil con España Diario! Pincha aquí, TE ESPERAMOS!

Por un lado, será la primera vez en esta segunda ola que se aplica una de las medidas más restrictivas. Y es que a partir de la noche del viernes, quedará prohibida la entrada y la salida de la isla, salvo por las excepciones recogidas en el art. 6 del decreto de estado de alarma del 25 de octubre. Estas son motivos laborales, de vuelta al lugar de domicilio, de cuidado de mayores, entre otras, pero no se recoge la excepción por visitas navideñas. 

Aunque no existirá prohibición, si han recomendado que se limiten los viajes entre municipios tinerfeños. «Lo que se pretende es que haya la menor movilidad posible en estas dos semanas». Por eso también se establecía un toque de queda nocturno entre las diez de la noche y las seis de la mañana, sin excepciones, incluyendo las noches del 24, 25 y 31 de diciembre. 

A su vez también se limitan los encuentros sociales y familiares durante todas las fechas navideñas, tampoco sin excepciones para los días más especiales. Solo se podrá cenar, comer o reunirse un máximo de 6 personas y siempre que sean de dos grupos familiares. 

Otra medida es la prohibición de salir a las personas que se encuentren en residencias, además de las visitas de familiares, salvo en casos de extrema gravedad. «Es una medida dura en estas fechas navideñas, pero absolutamente necesaria porque es un sector vulnerable». También quedan restringidas las visitas a hospitales menos en casos graves, embarazadas o menores de edad. Por último se prohíben eventos multitudinarios como mercadillos, ferias o verbenas. 

Otras medidas restricciones que estarán vigentes estos 15 días

Fuera de las medidas estrictamente enfocadas a las fiestas, toda la isla de Tenerife también sufrirá nuevas restricciones en diferentes ámbitos como en la restauración. En este sentido, queda prohibido el consumo en interiores de bares y restaurante donde solo se podrá acceder para recoger pedidos que se hayan hecho a domicilio. Las terrazas si podrán abrir al 50%, aunque las mesas deberán estar ocupadas por convivientes. 

El comercio también se ve afectado con la limitación de aforo a un 33% por planta en los centros comerciales. Se establece un aforo del 50% en los aparcamientos y en las plazas transporte público regular de viajeros de carácter urbano y metropolitano. 

Los contagios en Tenerife en uno de sus peores momentos de la pandemia

Hasta los últimos días, todas las Islas Canarias destacaban por ser el territorio español con una incidencia acumulada más baja. Pero, la situación en la isla de Tenerife ha ido viviendo un empeoramiento progresivo en las últimas jornadas. 

Dos de sus principales ciudades, Santa Cruz de Tenerife y San Cristóbal de la Laguna, se han situado entre las diez de más de 40.000 habitantes con mayor incidencia. Además con 213, la IA en la isla está por encima de la media nacional. Es muy superior, por ejemplo, a la de la otra gran isla, Gran Canaria que está en 45.