Un agente junto a un coche de la Policía Nacional

España no aprende: Varias celebraciones acaban con denuncias y huyendo campo a través

Las reuniones sociales y familiares son actualmente la mayor fuente de contagios del Covid-19 durante la segunda ola

Las fuerzas de seguridad del Estado continúan trabajando incansablemente para hacer respetar las distintas medidas y restricciones que los gobiernos autonómicos y el central han decretado para intentar frenar el avance del Covid-19, y que en muchos casos afectan a la libertad de los ciudadanos de reunirse y disfrutar de las personas queridas de su ámbito social y familiar.

logo YoutubeLos mejores directos y vídeos de la red en el Youtube de España Diario. No esperes más, pincha aquí y síguenos gratis. ¡TE ESPERAMOS!

Hay todavía una gran parte de la sociedad que no ha tomado consciencia del verdadero peligro que el virus puede suponer, y algunas administraciones, como la Comunidad de Madrid, ya han puesto en marcha varias campañas publicitarias e informativas que intentan transmitir esta idea al grueso de la población. 

En ese sentido, la Policía Nacional, la Guardia Civil, las policías autonómicas y las locales siguen trabajando y localizan numerosas celebraciones que no cumplen con las restricciones, poniendo en peligro la salud de todos los asistentes y del grueso de la población, ya que si esas personas se contagian durante una de esas fiestas, más tarde podrán transmitir el virus en otros ambientes como el laboral. 

En las últimas horas, algunas de estas celebraciones más llamativas han sido dos bautizos que reunieron a 83 invitados en un campo de fútbol de Málaga y un banquete con 40 comensales donde la mayoría acabaron huyendo de la Guardia Civil campo a través.

Dos bautizos en Málaga podrían acarrear una multa de 600.000 euros

En Málaga, la Policía Local intervino en la celebración de dos bautizos que se celebraron en el bar de un campo de fútbol y que reunieron a 83 personas. Los hechos ocurrieron el pasado sábado, sobre las tres y media de la tarde, en el campo de fútbol de Portada Alta.

Los agentes llegaron al lugar después de tener conocimiento sobre una posible celebración con muchos invitados y se encontraron con un gran grupo de personas, entre ellos una veintena de niños, que estaban alrededor del bar y con ropa de celebración. 

La encargada del bar fue denunciada por infringir el decreto-ley 21/2020 del 4 de agosto del Boletín Oficial de la Junta de Andalucía (BOJA), la normativa que prohíbe expresamente las reuniones de este calibre, y la Policía está investigando si el presidente del club autorizó la reunión. 

Según la normativa, la infracción cometida en este caso es «grave», ya que esta clasificación incluye las reuniones de entre 15 y 100 personas, y podría comportar una multa que podría subir hasta los 600.000 euros para los responsables.

Varias personas huyen campo a través tras un banquete multitudinario

Otro de los casos más multitudinarios de los últimos días se sucedió en la localidad de Boecillo, en Valladolid, donde la Guardia Civil ha denunciado a doce personas de las cuarenta que fueron sorprendidas en un banquete que incumplía con las prohibiciones de reuniones y celebraciones. 

Los hechos se produjeron en una bodega el pasado domingo, cuando los agentes llegaron al lugar tras conocer que podría estar celebrándose un acto con más personas de las permitidas. Cuando llegaron allí, algunos de los invitados huyeron campo a través y no pudieron ser identificados por los agentes.

A pesar de eso, los agentes sí pudieron identificar a once personas, además del propietario de la bodega, que fueron denunciados por no cumplir con la normativa para combatir la pandemia: el máximo de asistentes, no llevar mascarilla y no respetar la distancia social.  

Una vez entraron al local, los agentes vieron que había mesas preparadas para atender a unos cuarenta comensales, así que localizaron al propietario del local, le informaron de la denuncia y le instaron a clausurar el establecimiento.