Aula de un instituto con los alumnos cumpliendo las medidas de seguridad impuestas por el coronavirus

Cierra un colegio español que no obligaba a llevar mascarilla tras detectar un brote

Se han contagiado buena parte de los alumnos

A lo largo de la pandemia se han visto toda clase de actitudes irresponsables, un buen ejemplo es aquella gente que todavía usa mal las mascarillas o que no respeta los cierres o toques de queda. Pero claro lo que no se espera es que sea en una escuela donde no se respeten las medidas de seguridad establecidas contra el coronavirus y que esto acabe provocando que el centro se tenga que cerrar. 

logo Twitter¿Aún no nos sigues en Twitter? ¿A que esperas? 📲Tus noticias preferidas al momento en el móvil con España Diario! Pincha aquí, TE ESPERAMOS!

Y es que eso es lo que ha ocurrido en el País Vasco. Concretamente, el centro afectado es el colegio Waldorf Geroa situado en la localidad alavesa de Trocóniz, dentro del municipio Iruraiz-Gauna. Este colegio ha defendido algunas teorías negacionistas, en sus estatutos defiende la libertad y por eso no quiso imponer el uso obligatorio de la mascarilla a sus alumnos dentro de sus instalaciones. El resultado así un brote con al menos 30 contagios que ha obligado a paralizar su actividad presencial. 

Así lo confirmaba el consejero de Educación Jokin Bildarratz, que reconocía que ante el crecimiento del brote y para evitar males mayores su departamento se veía obligado a clausurar el centro.

Contagiados una cuarta parte de los alumnos

El coordinador del Programa de Vigilancia y Control de Osakidetza (el servicio de sanidad vasco), Ignacio Garitano, explicaba que se había detectado un nivel de transmisión del virus «bastante importante» dentro del centro. En él estudian unos 120 alumnos tanto de infantil, como de primaria como de secundaria. 

No se ha precisado el número exacto aunque algunas fuentes hablan que al menos hay 36 alumnos afectados. Lo que es seguro es que todos habrían sido contacto estrecho, ya que habría habido casos en todas las clases y que por eso tienen que mantener la cuarentena y seguir las clases en casa. No se ha dado a conocer si el brote ha provocado contagios entre los familiares o otras personas cercanas a alumnos y profesores. 

El colegio hizo caso omiso a las indicaciones de Educación

Pero es que la situación de este colegio venía de largo. Hacía semanas que el departamento de Educación tenía conocimiento de que no se estaba respetando el uso obligatorio de mascarillas en el colegio Waldorf Geroa.

Ya a principio de curso se les dio un apercebimiento y propuesta de sanción al detectar que no se estaba cumpliendo la obligatoriedad del uso de mascarilla dentro del recinto escolar. Desde el mes de setiembre se han ido repitiendo las incidencias, explicaba el consejero de Educación. 

Desde el departamento admitían que estaba siendo de «un caso de muy difícil gestión». Tras la primera advertencia por el incumplimiento de los protocolos, tardaron pocas semanas en llegar una denuncia interna que decía que se seguía sin cumplir las medidas de seguridad y se produjo un segundo apercebimiento. 

Este tampoco surtió efecto y en el colegio se siguió sin imponer el uso de las mascarillas con las consecuencias ya conocidas. Jokin Bildarratz confirmaba que inspección educativa tiene sobre la mesa el expediente abierto y que se ha llevado el caso a Fiscalía por si incluso se pudiera tratar de una infracción todavía mayor. 

«No puede ser que un centro concertado, que recibe subvención pública, no esté cumpliendo las normas», lamentaba el consejero explicando que ha sido un caso único en la comunidad. Hasta ahora solo habían detectado algún incumplimiento del uso de mascarillas de manera individual pero ninguno de estas dimensiones. 

Infórmate más sobre el coronavirus:

- Las últimas noticias sobre la pandemia en España y el mundo

- Radar Covid: La aplicación de rastreo y cómo descargarla en tu móvil

- Guía coronavirus: 12 pautas para protegerte y actuar ante un contagio