Novios en una boda formando un corazón con las manos

Una boda en plena pandemia con 300 invitados acaba con al menos 100 contagiados

A la boda habían acudido más de 300 invitados

Si duda, las bodas están siendo uno de los principales focos de contagio por Coronavirus, y no solo en nuestro país, sino también en el extranjero. Esta semana salía a la luz que más de 100 personas habían resultado positivas tras acudir a una boda de un actor en Mexicali (Baja Carlifornia)

Según ha informado el titular de la dependencia estatal, Alonso Pérez Rico, de las 300 personas que han acudido a la boda, más de 100 han dado positivo después de que uno de los invitados diese la voz de alarma y se realizase la prueba.

La multitudinaria boda fue entre el actor Armando Torrea y su actual pareja, Laura Pérez, hija de un empresario local. En concreto, el evento se celebró en San Pedro Residencial y acudieron a ellas amigos, familiares y diversos empresarios locales. Según ha indicado el gobernador Jaime Bonilla, la boda no respetaba ninguna de las medidas preventivas establecidas en el país, ya que no se hizo uso de mascarillas, no se tomó la temperatura a la entrada ni tampoco se respetaron las distancias de seguridad.

Debido a la asistencia de empresarios locales en la boda, el gobierno municipal está estudiando el cierre de negocios en los próximos días para evitar más contagios, ya que en los últimos días ha habido un repunte de 219 contagios, unas cifras que ya están preocupando al gobernador.

El pasado mes de agosto, Pérez Rico justificó su asistencia y la de otros funcionarios a la boda del secretario particular del gobernador Jaime Bonilla Valdez, en un jardín de eventos en Tijuana, a la que asistieron unas 100 personas y, luego explicó, se debió a que instalaron filtros sanitarios.

Sin duda, el gobernador está dispuesto a todo con tal de frenar la oleada de contagios procedentes de dicha boda. A la espera de que publiquen una cifra final de contagiados por Coronavirus, Bonilla ya ha empezado a analizar que medidas puedes tomar para que no se disparen los contagios en una zona que ya ha sido muy castigada por la pandemia.