Sanitarios trasladando a un paciente con covid

Un chico de 19 se despierta del coma y no sabe nada sobre el coronavirus

Once meses después el joven despertó de la terrible pesadilla

Un joven inglés que ha permanecido alrededor de un año entero en coma se ha despertado sin recordar ni un ápice de la pandemia del coronavirus, a pesar de haberse contaminado de este virus en dos ocasiones durante su estancia en el centro hospitalario.

Él es Joseph Flavill, de 19 años, el adolescente no fue ingresado en el hospital debido al COVID, sino porque desafortunadamente fue atropellado por un coche mientras iba caminando por los aledaños de su casa en Tutbury, Staffordshire el 1 de marzo, tres semanas antes de que diera inicio el primer confinamiento nacional implantado en Gran Bretaña.

logo Twitter¿Aún no nos sigues en Twitter? ¿A que esperas? 📲Tus noticias preferidas al momento en el móvil con España Diario! Pincha aquí, TE ESPERAMOS!

Lo que es una realidad es que el coronavirus continúa dejando cifras realmente preocupantes en prácticamente todo el mundo.

El joven, momentos después de su accidente, fue trasladado de urgencia al Hospital General de Leicester por las autoridades sanitarias y allí pasó seis meses en coma, antes de ser trasladado a Adderley Green, un centro de rehabilitación para causas neurológicas ubicado en Stoke-on-Trent, hace cuatro meses.

Hasta ese instante había pasado en total casi 11 meses en estado de coma, aunque a día de hoy está más cerca de su tan ansiada recuperación tras despertar, pues ya consigue responder a través de parpadeos y sonrisas a sus seres queridos. Durante su estancia se contagió de la enfermedad del coronavirus en dos ocasiones, de las que se ha recuperado.

Acortando la distancia en el proceso de recuperación

Su tía Sally Flavill-Smith relata sus avances en el medio 'Daily Mail': «Al principio sus ojos estaban abiertos, pero no respondía a nada, pero en las últimas semanas ha dado pasos increíbles. Intenta participar, parpadea y sonríe. Levanta las extremidades cuando se le indica. Está progresando mucho. Definitivamente está mejorando».

Situación y restricciones que le complican a la familia el poder visitar a ‘su pequeño’, aunque gracias a las nuevas tecnologías, sí que se pueden comunicar por medio de Facetime y su tía dice que su cara se ilumina cada vez que ve a sus amigos y familiares en la pantalla.

«Es lo mejor que le hemos visto últimamente. Puede parecer un pequeño progreso, pero el hecho de que pueda chocar los cinco con la enfermera es un gran paso. Es increíblemente duro para su madre no poder verlo», relata con emoción.

Una familia muy unida y a la que se le permitió, especialmente a la madre, pasar tiempo con él, en su 19 cumpleaños aunque tuvo que permanecer socialmente distanciada. Igualmente y muy pendiente en todo momento de su hijo, echa muy en falta estar a su lado en el proceso de su recuperación.

Todo el apoyo para Joe

Antes de que sucediera esta pesadilla, el accidente, el joven estaba en buena forma y no tenía ningún problema de salud. Su principal hobbie era el jockey y otros deportes.

Joe tenía claro que quería tomarse un año sabático una vez terminase el bachillerato para viajar, por lo que durante este tiempo, amigos y familiares han adelantado que le están preparando una sorpresa de lo más especial, y es que unas 100 personas le están montando en bicicleta, caminando, corriendo y remando para recorrer la distancia equivalente a una vuelta al mundo en casa, eso sí.

Una iniciativa muy bonita en la que todos los días se suman los kilómetros que se han producido para averiguar hasta qué punto ha llegado, y ya podemos decir que el equipo ya ha completado 8.000 millas en solo 20 días.

Por otra parte, la familia ha creado una página destinada a la recaudación de fondos, y ya han recibido más de 20.000 libras, que irán destinados a ayudar a cubrir los costes de cualquier tratamiento que el joven necesite de cara a un futuro próximo.