Fiesta privada con varias bebidas en una mesa y gente de espaldas

Celebran una multitudinaria pedida de mano en España sin ninguna medida de seguridad

De momento han sido denunciados el promotor y el dueño de una finca

Pese a que la situación por culpa del coronavirus sigue siendo muy mala en muchas zonas de nuestro país, sigue habiendo quién no tiene problemas en seguir juntándose para todo tipo de fiestas y celebraciones sin respetar ningún tipo de medida de seguridad. Es precisamente lo que ocurrió en una pedida de mano en la localidad de Santa Fe, en la provincia de Granada, que recordamos es una de las afectadas y que tiene duras restricciones como el cierre de los comercios no esenciales. 

Los hechos habrían tenido lugar en una finca de la localidad citada y ya está siendo investigada por la Guardia Civil y la Policía Local de Santa Fe. Fuentes de la investigación, según explica el diario 'Ideal', habrían confirmado que la fiesta tuvo lugar el pasado sábado 7 de noviembre. Explican que la celebración se alargó durante horas y que asistieron al menos entre 30 y 50 personas. 

logo YoutubeLos mejores directos y vídeos de la red en el Youtube de España Diario. No esperes más, pincha aquí y síguenos gratis. ¡TE ESPERAMOS!

Actualmente en Andalucía están permitidos las bodas con hasta 30 personas en interiores y 50 en exteriores, pero esto no afecta a este tipo de fiestas que siguen teniendo el máximo de 6 personas, siempre que no sean convivientes. Además la mayoría de los asistentes no llevaban mascarillas y tampoco se respetaron las diferentes medidas de seguridad como mantener una cierta distancia. 

Denunciados el dueño de la finca y el promotor

Los agentes pudieron intervenir después que se publicarán diversos vídeos de la celebración. Varios vecinos se quejaron al alcalde de la localidad, Manuel Gil, pidiendo una investigación. Este confirmaba a 'Ideal' que los agentes actuaron en cuanto tuvieron conocimiento. 

Gil explica que la celebración tuvo lugar en una finca situada en el Camino de la Costa de Santa Fe. La Guardia Civil ya habría denunciado y propuesto para sanción tanto al dueño de la finca como al promotor de la fiesta, que de momento son los dos únicos investigados por estos hechos. 

Estos dos se podrían enfrentar a importantes multas económicas según lo que recoge la actual normativa del gobierno andaluz. Según la gravedad con la que se considere la infracción, las sanciones pueden oscilar entre los 100 y los 600.000 euros. Si se considera que está celebración como un acto o una actividad prohibida que puso en cierto riesgo de contagios a entre 15 y 100 personas, se puede calificar como una infracción grave. En este caso las multas van desde los 3.001 y los 60.000 euros, aunque será la propia Junta quién determinará la cuantía final. 

Los investigadores han abierto de momento solo estos dos expedientes a la espera de poder identificar a todos los participantes. «Cuando los agentes acudieron a la finca, quedaban pocos asistentes, por lo que entendemos que muchos se habían ido», explica el alcalde. Su sospecha es que muchos huyeron o abandonaron la fiesta una vez vieron que se estaban difundiendo imágenes por las redes. Precisamente, los investigadores están utilizándolas para identificar a los asistentes. 

No tuvieron ningún reparo en difundir las imágenes por las redes y por WhatsApp

Y es que la indignación entre los vecinos se hizo patente cuando se empezaron a difundir las imágenes de la fiesta, que habría tenido lugar en al menos otra ubicación además de en la finca comentada. No se sabe en cuál de las dos se inició la pedida de mano que comenzó por la mañana y fue disuelta por la tarde. 

Lo que sí se pudo observar es que los asistentes no tuvieron ningún reparo en publicar vídeos de la fiesta en Tik Tok, Facebook o compartir-lo en grupos de WhatsApp. En esas imágenes se ve a gente bailando sin mascarilla y sin respetar la distancia, además de dándose besos o abrazos.