Imagen de una calle de Estados Unidos

Las «Fiestas Covid-19»: La moda de quedar para infectarse de coronavirus

EE.UU, el país más afectado por la pandemia, lucha contra una nueva moda entre la población

EE.UU se ha convertido en el país más golpeado por el Covid-19 poniéndose a la cabeza con 73.431 personas fallecidas y con más de 1,2 millones de casos confirmados. Una situación preocupante para las autoridades estadounidenses que se ha visto acrecentada por la detección de «fiestas Covid-19» donde las presentes se reúnen con la intención de contagiarse y conseguir la inmunidad frente al virus.

Una práctica que pone en jaque a la sanidad americana y que se califica como «extremadamente peligrosa» cuyo resultado puede ser devastador: «Reuniones como esta en medio de la pandemia pueden ser extremadamente peligrosas y ponen a las personas en mayor riesgo de hospitalización e incluso de muerte» explica el secretario de salud del estado de Washington, John Wiesman.

Además todavía no está totalmente asegurado que las personas que han pasado la enfermedad queden totalmente inmunes ante nuevos contagios a largo plazo: «Todavía hay muchas cosas que no sabemos sobre este virus, incluidos los problemas de salud que pueden persistir después de la infección» asegura.

Wiesman ha reparado en la celebración de «fiestas Covid-19» después de recibir informes donde  un centenar de personas han dado positivo en coronavirus después de acudir a este tipo de reuniones en el condado de Walla Walla. «Este tipo de comportamiento innecesario puede crear un aumento evitable en los casos y ralentizar aún más la capacidad de nuestro estado para reabrirse gradualmente» opina.

La investigación del seguimiento de los contactos de las personas infectadas ha confirmado que algunos de ellos  habían acudido a estas fiestas de forma voluntaria con la intención de contraer la enfermedad para desarrollar algún tipo de inmunidad.

«Estamos pidiendo la lista de personas con las que estuvieron en contacto y hay 25 de ellos que estuvieron en una fiesta de Covid-19» lamenta Meghan DeBolt, funcionaria de salud del condado de Walla Walla, a 400 km al sureste de Seattle.

Por el momento, las autoridades estadounidenses han identificado solo una nueva reunión de este tipo en Kentucky, celebrada el pasado marzo y que  provocó la infección a una persona.