Una mujer paseando en Madrid con la mascarilla puesta.

Cataluña da marcha atrás: Primeros cierres y restricciones por la 5ª ola

La Generalitat ha frenado en seco la desescalada ante un aumento sin precedentes de los casos de Covid-19

Cataluña está siendo la comunidad autónoma más afectada por la quinta ola de Covid-19 y ya tomado sus primeras decisiones. La Generalitat ha decidido frenar en seco la desescalada y ha vuelto a cerrar el ocio nocturno. De esta forma, este sector se convierte en la primera víctima de esta nueva etapa de la pandemia

Así, todo el ocio nocturno de Cataluña deberá cerrar sus puertas a partir del viernes, 9 de julio, y durante 15 días. La medida no afectará a los festivales de música que estén programados y se celebren a partir de esa fecha. 

El departamento de Salut de la Generalitat ha convocado de urgencia a la patronal del ocio nocturno para comunicarles las medidas. La reunión será este mismo martes, según el programa Planta Baixa de TV3.

El ocio nocturno, por su parte, pide a las autoridades que se les vuelva a estigmatizar. Considera que el cierre es un paso atrás y apuesta por aumentar los tests de antígenos para evitar contagios.

Datos disparados en Cataluña

La situación epidemiológica en Cataluña no solamente está subiendo, sino que está marcando récords nunca vistos. La tasa Rt, que indica la velocidad de propagación del virus, está en cifras de récord. Y lo mismo ocurre con el riesgo de rebrote

En el caso de la Rt, con datos de este martes, 6 de julio, la cifra se sitúa ya en 3,30. Esto significa que 100 personas infectadas con Covid-19 contagian a otras 330. En este año y medio de pandemia, Cataluña jamás había alcanzado esta velocidad de transmisión.

El riesgo de rebrote es el indicador que usa la Generalitat para conocer el avance de la pandemia. Este martes se ha situado en 1 281 puntos, récord absoluto en la pandemia si hablamos de la media en toda Cataluña. 

La incidencia acumulada también sigue subiendo y lo hace a marchas forzadas. Según el informe publicado por Sanidad el lunes por la tarde, la IA a 14 días en Cataluña era de 439,81 casos.

Se trata de la incidencia más alta de toda España y muy por encima de los 250 casos que marcan el límite del riesgo alto. Y lo peor es que las subidas están siendo abismales, porque el pasado viernes la incidencia era de 296 casos.

La buena noticia de esta quinta ola es que, de momento, el aumento de casos no se está notando en los hospitales. De momento, este martes se han sumado 31 pacientes a la lista de ingresados.

Esto se debe a que la edad media de los contagiados también es la más baja de toda la pandemia: 26 años. Los colectivos no vacunados son los que arrastran las grandes subidas de casos, es decir, la población por debajo de los 40 años. 

Así, según el informe de Sanidad, la incidencia se dispara en Cataluña en función de los grupos de edad. La más alta es la de las personas entre 20 y 29 años, con 1.589 casos. Por detrás están los 1.185 casos entre 12 y 19 años y los 547 casos entre 30 y 39 años. 

Fuera de esos grupos, aunque las incidencias también están subiendo, están más controladas. La de las personas entre 40 y 49 años, por ejemplo, se encuentra en 240 casos. 

Este es el colectivo que ahora mismo más preocupa a la Generalitat, porque es al que le faltan más vacunas. Muchos ciudadanos de estas edades siguen esperando la segunda dosis de las vacunas, algunos de ellos incluso la primera. 

Por esa razón, la Generalitat ha anunciado que a partir de ahora se priorizará inocular la segunda dosis a esta franja de edad. A los jóvenes les ha animado a seguir intentando pedir cita. Aun así, ha avisado que es posible que les sea difícil conseguirla en los próximos días.