Varias personas con gorros de Santa Claus cenando alrededor de la mesa

Otra comunidad endurece sus medidas de Navidad y elimina a los allegados

La mayoría están introduciendo cambios al plan inicial

El Gobierno dio vía libre a las comunidades autónomas para que modificaran las medidas comunes en sus territorios y la mayoría así lo han decidido. La última en sumarse a esta decisión ha sido Castilla y León que ha anunciado este viernes sus particularidades.

Así permitirá la entrada y salida de manera excepcional solo a familiares eliminando la figura de los allegados. Esta medida se aplicará los días 24, 25, 26, 30 y 31 del presente mes de diciembre pero también el 1 y el 2 de enero. Además se mantiene el límite de 6 personas para poder reunirse excepto los días más señalados de las fiestas- 

logo Twitter¿Aún no nos sigues en Twitter? ¿A que esperas? 📲Tus noticias preferidas al momento en el móvil con España Diario! Pincha aquí, TE ESPERAMOS!

Estas medidas han sido ya publicadas en el BOCyl, el boletín oficial de la comunidad, después de que hayan sido comunicadas por el presidente castellanoleonés, Alfonso Fernández Mañueco. Así la comunidad mantiene su cierre perimetral, salvo las excepciones habituales, hasta el próximo 10 de enero. Solo se permitirán los viajes de manera excepcional a aquellos que quieran pasar la Nochebuena y Nochevieja en familia.

Eso sí, como decíamos en esta apertura no están incluidos los allegados, sino solo la familia directa. Además, estos viajes entre el 23 y el 26 de diciembre y el 30 de diciembre y el 2 de enero tienen que ser al domicilio habitual de la familia, en ningún caso se puede aprovechar esta relajación de medidas para ir a una segunda residencia. 

Como decíamos otra de las novedades introducidas es que se amplía el número de comensales que podrán estar en la mesa en los días más importantes de estas festividades. En Nochebuena, Navidad, Nochevieja y Año Nuevo el número máximo de personas permitido se eleva de 6 a 10 aunque con una pequeña condición. Y es que en ningún momento se podrá superar dos grupos de convivencia, es decir, dos familias que convivan juntas y «siempre con la recomendación de que no se llegue a ese tope». La Junta de Castilla y León ha decido modificar solo en dos días el toque de queda nocturno, el 24 y el 31 de diciembre que se alargará hasta las 01.30 horas.

Finalmente se ha decidido no extender a otros días claves de la Navidad estas medidas. Y es que se había hablado de la opción de extender el relajamiento a los días 5 y 6 de enero. Pero esta medida ha sido descartada por Mañueco que ha confirmado que el resto de días se mantiene el cierre para familiares y allegados. 

El presidente ha querido nuevamente justificar estas restricciones y otras que afectan a diversos sectores económicos, ya que son «absolutamente necesarias porque el virus sigue en la calle». Ha recordado que están siendo efectivas, como muestra las semanas que ha ido bajando la incidencia y que ahora haya un pequeño estancamiento. 

Ha vuelto a insistir que ahora no es momento para «bajar la guardia» y que hay que «evitar cometer el mismo error que en verano». Se ha de hacer un esfuerzo colectivo para que no llegué una tercera ola «que ya está mostrando sus garras en algunos lugares». 

La Junta hubiera preferido las mismas medidas en toda España

Pese a poder establecer su propio plan, el presidente de Castilla y León ha criticado que el Gobierno de Pedro Sánchez  haya hecho una dejación de funciones y haya depositado la responsabilidad del control de la pandemia, exclusivamente, en manos de las comunidades autónomas.

«Nos hubiera gustado que el Gobierno hiciera un esfuerzo mayor por coordinar medidas iguales para todas las comunidades, pero ha desistido y dejado toda la responsabilidad en estas», ha explicado. El mismo ha asumido esta tarea como un reto con el objetivo de celebrar unas fiestas en las mejores condiciones posibles.