Foto de la desaparecida

Giro radical en el caso de Esther López: aún estaba con vida

Varios indicios corroboran que Esther López aún no había muerto a la mañana siguiente de la desaparición

Con el paso de las horas se van conociendo nuevos detalles sobre el caso de Esther López.

🔊 Si lo prefieres escucha la noticia. Pincha en el play:

Al parecer, no escribió a su madre ningún mensaje a las 05:40 del día que desapareció. Así lo confirma OkDiario en la edición de este miércoles.

Se trata de un detalle que genera mucha incertidumbre en su familia. Los investigadores detectaron movimientos en su teléfono a altas horas de la madrugada. Sin embargo no recogen el envío de un wasap en esta franja horaria.

La progenitora se percató de la ausencia de Esther López poco antes de las 06.00, cuando se levantó para acudir a su puesto de trabajo. Detectó que la joven no había dormido en casa y en vista de eso decidió llamarla. Sin embargo, el dispositivo ya no daba señal, algo que le hizo ponerse en lo peor.

Los investigadores tienen la certeza de que la chica aún seguía con vida a la mañana siguiente de su desaparición. Manejan una serie de "indicios" que les hacen pensar en este escenario.

El pasado 5 de febrero se localizaba el cuerpo sin vida de la vecina de Traspinedo, en Valladolid, en una cuneta. De esta manera se ponía el punto y final a una búsqueda de 24 días. Sin embargo, empezaba una nueva etapa en donde había que aclarar qué había ocurrido en todo ese tiempo.

Para los agentes, el teléfono podía convertirse en una pieza esencial en el caso. Podía desvelar muchos detalles de lo ocurrido en la noche en la que se le perdió la pista. Había salido con unos amigos a ver un partido de fútbol en el bar del pueblo, pero nunca regresó a su casa.

Montaje en el que aparece un Guardia Civil en el operativo de búsqueda de Esther López
El móvil de Esther López es clave en la investigación. | EP

Se sabe que Esther López se marchó de un local a las 02:30 en compañía de dos chicos, Carlos y Óscar. Así lo recogen las imágenes que ha recuperado la Guardia Civil de los presentes en dicho establecimiento. Todo apunta a que la noche fue muy entretenida.

En el caso de Carlos, como recoge OkDiario, se le enseñaron vídeos y fotos que no recordaba hasta que se las mostraron. Varios de los allí presentes habían sido los encargados de inmortalizar la reunión de amigos.

Mientras tanto, los investigadores siguen trabajando sobre el teléfono de la fallecida. Son conscientes de que puede arrojar nuevas pistas que sirvan para esclarecer lo sucedido esa madrugada. El aparato tuvo actividad durante la madrugada, pero niegan que se intentara poner en contacto con su madre.

Montaje de Esther López y el pueblo de Traspinedo
Los amigos de Esther López quieren saber qué ocurrió esa noche. | Europa Press

Están pendientes de que finalicen los análisis de su autopsia, así como los estudios del terminal. Pretenden que el juzgado les dé autorizaciones para la práctica de otras diligencias.

Las últimas horas de Esther López, controladas al minuto

Han tratado de reconstruir las últimas horas de Esther López con vida. Quieren contar con una base científica que les permita respaldar con fuerza una teoría convincente. Ya saben lo qué realizaron la joven y sus dos amigos en un paraje llamado Las Bodegas.

Allí detuvieron el vehículo que conducía uno de ellos. Admitieron que habían estado con ella en ese lugar, pero no lo mencionaron en las primeras declaraciones. También hay evidencias científicas de lo que hicieron, según este diario.

La principal hipótesis que maneja la Guardia Civil es que sufrió un acontecimiento violento antes de morir. Pero quieren tenerlo todo bien atado antes de inculpar a nadie. Los sospechosos que habían contemplado en un primer instante, lo siguen siendo todavía en la actualidad.

⬇️ Las personas que iban con Esther López la noche que murió hacen una confesión ⬇️

😨 IMPACTANTE CONFESIÓN SOBRE ESTHER LÓPEZ ➡️

El caso de Esther López continúa estando marcado por la incertidumbre. Se desconoce si el cuerpo fue trasladado hasta el sitio en el que apareció. Tampoco hay constancia de que haya estado esas más de tres semanas en el mismo lugar en el que fue hallada por un senderista.