Funeral de un motorista en Tenerife sin respetar las medidas de seguridad del covid-19 en mayo de 2020

Carmen, madre del motorista fallecido en Tenerife: ‘El dolor era más fuerte que acordarse del virus’

«Pensar que todo lo tienen que arreglar las instituciones es una grave equivocación», ha manifestado el consistorio

Carmen Rosillo, la madre  del motorista fallecido y las imágenes de cuyo entierro  en Guía de Isora (Tenerife) han sido vistas por todo el país, ha manifestado en un comunicado en las redes sociales que: «El dolor  por perder un hijo de 36 años en un accidente de tráfico, como le ocurrió a su padre, era más fuerte que acordarse del coronavirus  y de mantener las distancias, y pido perdón por no poder controlar el dolor de la familia y de sus amigos moteros».

Marcos falleció el pasado viernes en un accidente de tráfico cuando circulaba en su moto en Candelaria. La polémica ha surgido al hacerse virales las imágenes de su funeral, en las que se observa que más de un centenar de personas, sin respetar ningún tipo de medida de seguridad del Estado de Alarma por coronavirus, se aglutinan para despedir al motorista.

Según relataba su madre: «Se le despidió como él quería, con sus amigos, su familia y su música». Añadía que entendía las críticas y deseaba a «las personas que les haya parecido una locura y que hayan perdido un ser querido sin poderse despedir como se merecían, que sus familiares descansen en paz».

«Impresiona que haya ciudadanos que no sean conscientes de lo que se juegan»

A su vez, desde el Gobierno de Canarias se ha pedido a la Policía autonómica que abra una investigación  sobre los hechos ocurridos en Guía de Isora, tal y como apunta ‘Diario de Avisos’. Esta petición viene motivada al verse las imágenes de gente sin mascarilla, sin respetar la distancia de seguridad y por dar besos al ataúd en el momento en el que la funeraria sacaban el féretro del coche fúnebre.

Julio Pérez, consejero de Sanidad, manifestó que le «impresiona que haya ciudadanos que no sean conscientes de lo que se juegan y que desprecian el esfuerzo que hace el resto de la población». Cabe destacar que la fase en la que se encuentra el municipio tinerfeño es 2, y que el máximo de personas que pueden acudir a un evento de tales características no debe exceder a 25 personas.

En cuanto a la responsabilidad del consistorio, señaló que «el papel de las instituciones muy importante, pero la impresión que yo tengo es que el Ayuntamiento lo siente y lo lamenta, se vio desbordado». En declaraciones a Radio Nacional de España, añadía que: «Pensar que todo lo tienen que arreglar las instituciones es una grave equivocación».

El Ayuntamiento de Guía de Isora reconoció que «la situación se desbordó de forma imprevista». A su vez añadía que la Policía Local «informó en todo momento a los asistentes de la necesidad de tomar las medidas de distanciamiento social para prevenir el contagio de la Covid-19».