Imagen de archivo de unas mesas y sillas vacías

Una de las comunidades con el Covid más descontrolado cambia su 'toque de queda'

Han anunciado una ampliación del horario para intentar frenar la transmisión del coronavirus

El gobierno de Cantabria ha anunciado este jueves, 12 de noviembre, que cambia el horario del 'toque de queda' impuesto en la región desde que se decretase el estado de alarma el pasado 25 de octubre para intentar frenar la transmisión del coronavirus.

El presidente regional, Miguel Ángel Revilla, ha confirmado la noticia en una rueda de prensa de urgencia convocada este jueves. En ella ha informado que el toque de queda, que hasta ahora empezaba a aplicarse a las 00.00 horas de la noche, comenzará a las 22.00 horas a partir del próximo sábado, como muchas otras regiones ya habían decretado con anterioridad.

logo YoutubeLos mejores directos y vídeos de la red en el Youtube de España Diario. No esperes más, pincha aquí y síguenos gratis. ¡TE ESPERAMOS!

Revilla ha indicado que se toma esta decisión para no llegar a situaciones como la de otras regiones, a pesar de que la situación en Cantabria «no es que esté de las peores, ni mucho menos».

Hace días que el gobierno regional estaba meditando sobre esta medida después de que la incidencia acumulada en la región haya seguido creciendo en los últimos días, y con la intención de frenar las interacciones sociales e impedir que el sistema sanitario cántabro colapse. 

Miguel Ángel Rodríguez, consejero de Sanidad de la región, defendió esta medida dentro del nuevo paquete de restricciones y limitaciones que la región está estudiando una vez que Cantabria pasó al nivel de alerta 4 por los malos indicadores de la epidemia, especialmente por la saturación de sus Unidades de Cuidados Intensivos (UCI). 

En ese sentido, la región contaba este miércoles, 11 de noviembre, con un 33 % de sus camas de UCI ocupadas por pacientes con Covid-19, aunque este porcentaje es sensiblemente inferior en cuanto a las camas de planta, un 12,52%, según el informe diario de Sanidad. Además, la incidencia acumulada de la región en las últimas dos semanas es de 500,79 casos por cada 100.000 habitantes, solo ligeramente por debajo de la media española, que se situó en 514,25 casos. 

La Justicia no suspende el cierre del interior de los bares

El Tribunal Superior de Justicia de Cantabria ha rechazado suspender de forma cautelar la medida decretada por el gobierno autonómico y que cierra todos los locales de restauración y hostelería de la comunidad para frenar el avance del Covid-19.

La medida fue recurrida por la Asociación de Empresarios de Hostelería de Cantabria (AEHC), pero el magistrado considera que los informes adjuntados «avalan el riesgo que la no adopción de medidas limitativas de derechos, como la libertad empresarial y otros en juego, supondría para estos intereses generales a fecha de la adopción de las medidas».

El informe presentado por el gobierno cántabro para justificar sus medidas indicaba que la región tenía una «tendencia alcista» en la mayoría de sus datos epidemiológicos que hacen prever un aumento de la presión asistencial, ante el peligro de colapso de los hospitales que eso podría acarrear. Por ese motivo, la Sala considera que no procede apoyar la suspensión cautelar de la medida. 

El 77% de los ingresados en Cantabria superan los 60 años

Los datos facilitados el miércoles, 11 de noviembre, por la Consejería de Sanidad de Cantabria, indicaban que se sumaron 253 nuevos casos de Covid-19 y otros tres fallecidos a los datos de la epidemia, lo que asciende el total de fallecidos a 272 en toda la pandemia

Además, las UCI de los hospitales cántabros estaban ya al 33% de su capacidad, con 35 personas ingresadas en toda la región. Mientras que la incidencia acumulada en las últimas dos semanas es de 501 casos por cada 100.000 habitantes, en los últimos siete días es de 272, lo que indica que la tendencia todavía es ascendente y la situación no ha llegado a su punto más preocupante. 

El 13,8% de las pruebas PCR que realiza Cantabria ya son positivas, lo que indica que se siguen escapando asintomáticos que siguen transmitiendo el virus. Actualmente, en Cantabria hay 3.156 casos activos de coronavirus, con 2.964 de ellos en cuarentena. El total desde marzo asciende ya hasta los 13.220. 

Además, el 77% de las personas ingresadas en los hospitales cántabros ya superan los 60 años, el grupo de más riesgo frente a esta enfermedad, motivo por el que las UCI empiezan a notar mayor presión de personas ingresadas.