Foto del gobierno al completo delante de Moncloa

Una ministra dejará el Gobierno según lo que ocurra el 4 de mayo

La ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, será vicepresidenta económica en Madrid si gobierna el PSOE

Las elecciones madrileñas se han convertido en el acontecimiento político más relevante de los últimos tiempos. A nadie se le escapa que los resultados del 4 de mayo condicionarán el panorama político a nivel nacional. De momento, ya se ha llevado por delante un vicepresidente, y podría precipitar también la salida de un ministro del Gobierno.

Según han adelantado la Cadena Ser y La Vanguardia, la ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, será la vicepresidenta económica de la Comunidad de Madrid si gobierna el PSOE. Por lo tanto, si el candidato socialista, Ángel Gabilondo, puede formar gobierno, la ministra dejará el Gobierno para centrarse en la política autonómica.

logo Twitter¿Aún no nos sigues en Twitter? ¿A que esperas? 📲Tus noticias preferidas al momento en el móvil con España Diario! Pincha aquí, TE ESPERAMOS!

Si los resultados permiten un gobierno de izquierdas liderado por el PSOE, la ministra se convertirá en la principal responsable económica de la Comunidad de Madrid y dejará su cargo en el Consejo de Ministros. Esto supondría el regreso a la política madrileña de Reyes Maroto, que ya fue diputada y responsable de asuntos económicos con el PSOE.

Fuentes socialistas confirman la incorporación de Reyes Maroto a la candidatura de Ángel Gabilondo junto a la número 2, Han Jalloul. Al no figurar en las listas no tendrá que dejar el Gobierno, como sí tuvo que hacerlo el candidato de Unidas Podemos, Pablo Iglesias. Pero si finalmente el PSOE gobierna en Madrid y asume la vicepresidencia económica, tendrá que dejar el Consejo de Ministros.

Se abrirá entonces un nuevo escenario en Moncloa, ya que Pedro Sánchez se verá obligado a relevar a Reyes Maroto. La intención del presidente era no cambiar el Gobierno hasta después del verano, pero si se produce la carambola política en Madrid no tendrá más remedio que hacerlo, y entonces tendrá que decidir si aprovechar para remodelar el equipo de Gobierno o esperar un poco más.

Hasta ahora, Pedro Sánchez ha demostrado que no es partidario de hacer grandes cambios en un momento delicado como el que atraviesa España. Muchos pensaban que la salida del Gobierno de pesos pesados como Salvador Illa y Pablo Iglesias podía precipitar la remodelación del Ejecutivo que se rumoreaba desde el verano. 

En ambos casos, Sánchez optó simplemente por un cambio de cromos. La ministra de Política Territorial, Carolina Darias, ocupó el cargo de Illa en Sanidad y dejó su vacante a un nuevo ministro, Miquel Iceta. En el caso de Iglesias, su ministerio ha sido ocupado por Ione Belarra, y la ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, ha ocupado la vicepresidencia. 

Otros ministros podrían caer

Pero a nadie se le escapa que las elecciones madrileñas han sacudido el panorama político español y todo puede cambiar a partir del 4 de mayo. Pedro Sánchez tiene una cosa clara: hay que gobernar hasta el final de legislatura, en 2023. Y para hacerlo, quiere afrontar los últimos dos años de legislatura con un equipo de gobierno renovado, con nuevas caras de perfil más técnico que den un nuevo impulso a la recuperación económica.

Cada vez queda más claro que la renovación del Gobierno se producirá, pero el presidente quiere esperar por lo menos hasta después del verano. En Moncloa valoran que la situación ahora es delicada por las dificultades que está habiendo en la campaña de vacunación y las dudas que genera aún la vuelta a la normalidad en verano. Por eso Sánchez quiere esperar un poco más a que la situación se estabilice.

Pasado el verano, si la vacunación avanza adecuadamente y empiezan a llegar los millones de Europa para afrontar la recuperación económica, será el momento para remodelar el equipo de Gobierno. Hay ministros que ya están señalados y serían los primeros en caer: el ministro de Interior, Fernando Grande-Marlaska, y la de Educación, Isabel Celaá. También podrían saltar el ministro de Ciencia, Pedro Duque, y el de Universidades, Manuel Castells. Irene Montero y Alberto Garzón también están cuestionados, pero Sánchez podría mantenerlos para evitar una nueva crisis con Unidas Podemos

Relevo en Turismo a las puertas de verano

Pedro Sánchez tendría la excusa ideal el 4 de mayo para hacer una crisis de Gobierno y  remodelar el Ejecutivo. De momento, Moncloa no se ha pronunciado sobre el posible relevo de Reyes Maroto en Turismo, pero a nadie se le escapa la importancia que tendrá ese ministerio a las puertas del verano.

Reyes Maroto ha llevado el peso de las negociaciones sobre las ayudas directas al sector de la hostelería y el turismo, y también está trabajando directamente en las medidas para reactivar el turismo este verano. Esto incluye el progresivo levantamiento de las restricciones de movilidad después del estado de alarma, la aprobación del pasaporte verde para viajar y la creación de rutas seguras para reactivar el turismo.

En el Gobierno, y Pedro Sánchez en persona, son conscientes de lo que se juega España este verano. Los rebrotes arruinaron la campaña veraniega de 2020 y otro año en blanco supondría el golpe definitivo a la economía española. Por eso, desde mayo hasta septiembre el ministerio de Turismo será uno de los más importantes en el Gobierno, y si finalmente se produce el relevo, Sánchez tendrá la primera oportunidad para ensayar su plan de promocionar ministros expertos en el nuevo Gobierno de España.