Imagen del frente del Banco de España

Aviso urgente del Banco de España al Gobierno de Pedro Sánchez

Pablo Hernández ha tachado de demasiado optimista el Plan de Presupuestos Generales y recomienda subir el sueldo solo a los sanitarios

Primer varapalo al proyecto de presupuestos generales de Pedro Sánchez. El gobernador del Banco de España, Pablo Hernández de Cos, ha comparecido en el Congreso para desmontar las cuentas presentadas por el Gobierno. Una enmienda a la totalidad de los presupuestos que Hernández de Cos justifica por el excesivo optimismo del Gobierno.

La comparecencia del gobernador del Banco de España es la primera y la más esperada de una serie de intervenciones de representantes institucionales del Estado. La intención es valorar los presupuestos generales de 2021 presentados por el Gobierno la semana pasada.

logo YoutubeLos mejores directos y vídeos de la red en el Youtube de España Diario. No esperes más, pincha aquí y síguenos gratis. ¡TE ESPERAMOS!

Pues bien, en su intervención, Pablo Hernández de Cos criticó las cuentas del Gobierno para el año que viene y puso el acento en el incremento de partidas de gasto no prioritarias que harán más grande el déficit público. Además, el gobernador del Banco de España considera que los objetivos del plan presupuestario serán difícilmente alcanzables.  

En segundo lugar, considera demasiado optimista la previsión de ingresos que recogen los presupuestos, y cree que no se ha valorado bien el impacto que tendrán los fondos europeos de recuperación, de los que dice que no tienen precedente alguno en España.

En conclusión, por lo tanto, el gobernador del Banco de España considera que el Gobierno ha sido demasiado optimista a la hora de elaborar el plan de presupuestos generales del Estado, ya que hay una partida de gastos demasiado exagerada que va a traer más déficit, y una previsión de los ingresos demasiado generosa. Ni se va a ingresar tanto dinero, ni hay tanto para gastar. Ese sería el resumen.

Por otro lado, ha manifestado su desacuerdo con dos medidas recogidas en los presupuestos: la subida del 0,9% de las pensiones y el aumento del sueldo de los funcionarios. Según ha explicado, estas polémica medidas podrían llevar a un aumento de las compensaciones reales de estos colectivos al mismo tiempo que se destruye empleo en el conjunto de la economía y en un contexto de deterioro muy acusado de las cuentas públicas.

Subir el sueldo solo a los sanitarios

El gobernador del Banco de España critica la subida de las pensiones y el sueldo de los funcionarios porque cree que la inflación (aumento de los precios) puede ser inferior a la prevista. Hay que recordar que el incremento de los precios es la referencia del Gobierno para subir las pensiones. 

Pues bien, Hernández de Cos cree que los precios pueden no subir tanto como se espera y entonces no habrá una proporcionalidad en la subida de pensiones y sueldos. Según ha dicho, los únicos sueldos que tendrían que subir son los de los sanitarios, por el papel que juegan en el control de la pandemia

«Sería más conveniente que, en lugar de las subidas salariales generalizadas para los trabajadores públicos, se valore la aplicación, de acuerdo con criterios objetivos, de aumentos más concretos dentro de este colectivo, como por ejemplo el personal sanitario», ha dicho.

Objetivos difíciles de alcanzar

En líneas generales, Hernández de Coz avisa que la subida del gasto contemplada por el Gobierno va aumentar la carga sobre el presupuesto público en un momento muy delicado. En su opinión, «los incrementos del déficit tendrían que estar relacionados con medidas para aliviar los efectos de la crisis sobre los trabajadores y las empresas». 

El Banco de España aconseja al Gobierno hacer todo lo que sea necesario para estabilizar la producción del país, pero critica todas aquellas subidas del gasto que no estén dirigida a este objetivo. Advierte que este gasto innecesario solo va a suponer un castigo extra a las cuentas públicas, aumentando el déficit sin unos beneficios claros.

En su opinión, el objetivo del Gobierno de reducir el déficit del 11,3% al 7,7% en 2021 será muy difícil de alcanzar por varias razones. Primero, porque según el gobernador del Banco de España, las previsiones de crecimiento del 9,8% que plantea el Gobierno son demasiado optimistas. En segundo lugar, porque calcula que los fondos europeos no tendrán un impacto tan grande como prevé el Gobierno.

Finalmente, ha criticado se incremente el gasto para cosas no prioritarias y se ahorre en cosas importantes como el desempleo o el material médico para contener la pandemia. Tampoco ve claro que se puedan alcanzar los ingresos que recogen los presupuestos.