Jóvenes con mascarillas en un aeropuerto

'En una semana o diez días lo van a confinar'

El experto Rafael Bengoa advierte que en pocos días Madrid será confinada

El experto en salud pública Rafael Bengoa, que este verano ya avisaba de que no habría tiempo de llegar a tiempo si había una segunda ola, advierte ahora que Madrid avanza hacia un «confinamiento severo» en el que los ciudadanos solo acudan a trabajar y los niños al colegio. «Ya se ha ido de las manos. El problema es que con estas cifras y la falta de infraestructura uno ya no puede controlar con rastreo. Tendrán que ir elevando cada vez más las medidas y en una semana o 10 días confinarán Madrid», sentenció ayer en el programa 'Espejo Público' de Antena 3.

«No se ha entendido que la prioridad económica es controlar el virus»

logo Twitter¿Aún no nos sigues en Twitter? ¿A que esperas? 📲Tus noticias preferidas al momento en el móvil con España Diario! Pincha aquí, TE ESPERAMOS!

El experto, que también ha trabajado como director de sistemas sanitarios de la Organización Mundial de Salud (OMS), apunta que «no se ha entendido que la prioridad económica es controlar el virus», y no abrir bares o restaurantes, porque «si no luego la economía se va a resentir más. Por eso yo creo que ahora sí nos vamos hacia un confinamiento más severo, lo vemos en Israel», ha advertido.

Sobre este asunto, Bengoa ha apuntado que España necesita medidas más severas, y pone de ejemplo ciudades como Melbourne, en Australia, que ha sido confinada incluso teniendo mejores infraestructuras que Madrid y muchas localidades españolas: «El ámbito político, tanto nacional como autonómico, prefiere dar buenas noticias. Pero, como la situación es muy grave, yo creo que hay que tomar medidas que estén en consonancia con los datos».

Bengoa denuncia la falta de rastreadores en Madrid

Fnalmente, Bengoa ha comentado que uno de los grandes motivos por los que Madrid es la región con más casos de coronavirus ha sido la escasez de personal médico para hacer el seguimiento de la pandemia. En esta sentido, ha remarcaso que la situación se podría haber evitado con más rastreadores, poner en liza la aplicación de rastreo o haber tomado antes la decisión sobre los test de antígenos: «Tenemos herramientas, pero tardamos demasiado en ponerlas en acción. Sigue siendo importante rastrear, pero en una transmisión comunitaria ya no es suficiente».