Una mujer usando mascarilla durante la desescalada de la primera ola de coronavirus

Piden a 'la ciudanía' una sola cosa para evitar el confinamiento

'Debemos reducir ya la interacción social'

La Generalitat de Cataluña vuelve a insistir: limitar la interacción social es un imperativo para doblar la curva de la Covid-19 en Cataluña y en resto de España. Por lo menos, la consejera de Salud, Alba Vergés, ha pedido de nuevo el lunes al mediodía «rebajar la interacción social» porque, según indicó, «seguimos con una presión asistencial altísima».

Aunque remarcó que los indicadores de la pandemia «mejoran», la máxima responsable de Salud ha indicado que la situación actual sigue siendo crítica. En este contexto, Vergés ha asegurado no entender la decisión de Salvador Illa de dejar su responsabilidad al frente del ministerio de Sanidad para dedicarse a preparar la campaña del 14-F en Cataluña. «En un contexto de tercera ola en España, es inaudito que el ministro de Sanidad deje el cargo. El entorno es preocupante, sobre todo en el estado, donde el virus está descontrolado », relató.

logo Twitter¿Aún no nos sigues en Twitter? ¿A que esperas? 📲Tus noticias preferidas al momento en el móvil con España Diario! Pincha aquí, TE ESPERAMOS!

La misma Vergés también ha anunciado que el Gobierno catalçan ha conseguido poner en marcha uno de los grandes reclamos del servicio sanitario: el nuevo hospital satélite en Bellvitge. «Hoy se ha puesto en marcha el nuevo hospital satélite en Bellvitge. Es el primero que se abre y próximamente lo harán el de Can Ruti, el del Arnau de Vilanova y el del Broggi. Construidos en tiempo récord, servirán para esponjar », explicó la consejera de Salud.

Por otra parte, expresó su «preocupación» por la situación que se vive en el entorno europeo y, especialmente, por la curva «disparada y descontrolada» al Estado. Vergés ha reconocido que en Cataluña se han contenido los casos pero ha alertado de que no es «un núcleo aislado». Así, ha reconocido que hay que estar «muy vigilantes» a los efectos que pueda tener la variante británica para que no cambie los escenarios en las próximas semanas.

Vergés explicó que las cifras de incidencia de la Covid han mejorado pero no la situación asistencial, que ha insistido en que continuará empeorando y serán «semanas complicadas». Ahora, hay 684 pacientes ingresados en las UCI con Covid y hasta 1.044 si se tienen en cuenta otras patologías, casi un 70% del total. Más allá de Cataluña pero, aseguró que sigue con preocupación la evolución en Europa y el Estado y ha mencionado especialmente a la Comunidad Valenciana. «No podemos pretender ser un núcleo aislado», dijo.

En este sentido, el coordinador de la unidad de seguimiento de la Covid en Cataluña, Jacobo Mendioroz, consideró «impresionante» que con la llegada de la variante británica y la situación general en el Estado, Cataluña esté conteniendo el virus bajando los 4.000 casos y con una Rt por debajo de 1. En este sentido, reconoció el «esfuerzo» de los ciudadanos y el hecho de no haber necesidad «medidas extremadamente estrictas» para conseguirlo.

También la consejera ha reivindicado este esfuerzo y ha asegurado que también lo está haciendo la Generalitat. En este sentido, ha contrapuesto el número de pruebas que se realizan semanalmente en Cataluña, unas 374.000 la última semana, con lo que hacen otros territorios del Estado, como Madrid o Andalucía, donde ha afirmado que se hacen 140.000 y 180.000, respectivamente .

En todo caso, Vergés ha insistido en la alerta por la nueva variante británica y la situación que se vive alrededor del territorio catalán. En Cataluña, ha explicado que se han confirmado unos sesenta casos de la nueva cepa y que hay 41 más en estudio. Vergés ha confirmado que ya se está dando transmisión en Cataluña, sin necesidad de que haya conexión con personas o viajes provenientes del Reino Unido. Por ello, ha dicho que observando lo ocurrido en otros países habrá que vigilar si puede acabar modificando los escenarios actuales en Cataluña y el impacto asistencial.

Una pequeña llamada al optimismo

Para cerrar la rueda de prensa, Jacobo Mendioroz ha hecho una pequeña llamada al optimismo al asegurar: «La mayoría de las regiones están bajando, pero aún no acaban de ponerse por debajo de 1 las Tierras del Ebro, Barcelona y el Alto Pirineo ». Sin embargo, el mismo secretario de salud explicó que la situación no está, ni mucho menos, estabilizada y que «hay un aumento de incidencia en tres lugares concretos: Olot, la Valle de Aran y algunas zonas del Montsià ».