Una terraza de un bar ocupada solo por dos personas

Asturias cerrará y aplicará restricciones por municipios a partir del lunes

Cada caso se analizará de manera particular

La situación de la pandemia sigue empeorando en toda España desde que acabaron las vacaciones de Navidad. Este mismo viernes se producía un récord diario de contagios y se superaba la barrera de los 40.000 por primera vez

Ante esta situación, las comunidades autónomas se están viendo obligadas a endurecer sus restricciones actuales, siempre dentro del marco que permite el actual estado de alarma. Y es que aunque algunos querrían imponer un confinamiento en casa, Sanidad insiste en que todavía no es necesario

Por ese motivo, ahora mismo la restricción más contundente que pueden aplicar ahora mismo es el cierre perimetral por municipios o por concejos, como pasará a partir del lunes en Asturias. Así lo anunciaba este sábado el consejero de Salud del Principado, Pablo Fernández Muñiz, que confirmaba que se aplicará está medida en los concejos con altos niveles de transmisión del coronavirus

El objetivo es claro para el consejero: «Evitar que aumente el riesgo por interacción social». Anunciaba también que estos cierres volverán a tener las excepciones habituales, básicamente por motivos laborales, de cuidado de personas o de estudios. Y el objetivo es que a partir de ahora se vayan tomando medidas de manera específica en cada municipio.

Las medidas durarán 14 días 

Será el lunes cuando se publicaran los detalles en el Boletín Oficial del Principado de Asturias (BOPA). Entonces se podrá saber que municipios estarán cerrados durante 14 días.

Fernández Muñiz ha explicado que a partir de ahora se hará público un listado diario de municipios afectados por las nuevas restricciones. Entre ellas, además del cierre perimetral, está limitación de reunión a cuatro personas. También el cierre del interior de los bares y de los restaurantes, manteniendo abiertas las terrazas. Se cerrarán los comercios ubicados en centros comerciales salvo alimentación y servicios esenciales. Además quedarán prohibidas las actividades deportivas en el interior, así como otro tipo de actividades que puedan suponer mayor riesgo de transmisión.

La aplicación de las medidas en los municipios dependerán de su número de habitantes. Se establecen tres grupos: nivel 1 (más de 30.000 habitantes); nivel 2 (de 10.000 a 30.000 habitantes); y nivel 3 (menos de 10.000 habitantes).

En los grupos de más población se aplicará de manera automática las medidas. En el resto, se hará un análisis más individualizado de las restricciones, en la línea de lo realizado estos días con Grado.

Ha dado un ejemplo, avanzando ya el más que probable cierre de algunas poblaciones. Si ya estuvieran en vigor las restricciones se aplicarían en Avilés y Langreo, como concejos de grupo 1; y en Corvera y Castrillón, como concejos de grupo 2.

Está previsto que el lunes se celebre una reunión a través de la Federación Asturiana de Concejos (FACC). En ella el gobierno del Principado tiene la intención de explicar a los alcaldes y alcaldesas los detalles de las nuevas actuaciones frente a la pandemia.

Así lo ha indicado, el consejero de Salud que ha destacado que hay que tomar esta decisión pese a que ahora mismo no haya ningún municipio en nivel 4 de riesgo en el bloque asistencial. Ha recordado que si hay algunos en riesgo 4 en el bloque de transmisión. La meta que se marcan ahora mismo es controlar y frenar la tendencia al alza de la transmisión para evitar que se vuelven a disparar los contagios y que esta acabe provocando el colapso en los hospitales. 

Pablo Fernández Muñiz ha insistido en el hecho de la adopción de medidas más restrictivas «con antelación» servirá para «no saturar el sistema». Estas restricciones defiende que son «contundentes» pero «proporcionadas» a la situación. Lo que se proponen es «retrasar el máximo de incidencia para vacunar a la mayor parte de la población, sobre todo a los vulnerables y los más expuestos».