Fotografía de un edificio de la Agencia Tributaria

Los asesores fiscales avisan del aumento de inspecciones de Hacienda: 'lo nunca visto'

Los asesores fiscales no entienden por qué el Gobierno se ha negado a mover y ampliar los plazos de las fechas tributarias

La Asociación Española de Asesores Fiscales (AEAF) denuncia que tras el estado de alarma y en unos meses muy duros, coincidiendo con Renta y Sociedades, se está acribillando a asesores y contribuyentes a inspecciones, requerimientos y demás procedimientos. Nunca ha habido una oleada como la que se está produciendo ahora, dicen.

logo Twitter¿Aún no nos sigues en Twitter? ¿A que esperas? 📲Tus noticias preferidas al momento en el móvil con España Diario! Pincha aquí, TE ESPERAMOS!

El secretario técnico del Registro de Economistas de Asesores Fiscales, Luis del Amo, constata que se están produciendo dos tipos de peticiones. Por un lado, las que están relacionadas con período que van a prescribir y devoluciones de IVA, y que considera que entra dentro de lo habitual y de la actividad normal del organismo de Hacienda.

Sin embargo, hay un importante número de comprobaciones de actividades económicas de períodos que no van a prescribir. Esto inlcuye libros de gasto, documentación e incluso deducciones por vivienda.

Según este técnico, son muchos despachos en muchos puntos del país, los que trasladan esta situación, no es algo localizado. En opinión de la técnica Stella Raventós, los inspectores han estado trabajando en su casa preparando requerimientos, y en cuanto se ha levantado el estado de alarma los han hecho correr. 

Eso explica en su opinión la notable actividad que está llevando a cabo Hacienda. La Agencia Tributaria reconoce que durante el período que duró el estado de alarma, los inspectores redujeron sensiblemente su actividad hacia el exterior pero siguieron trabajando internamente. 

Indignación de los asesores

Ahora se le está dando salida progresivamente y, según la propia agencia, en ningún caso se está intentando recuperar el tiempo y la actividad perdida. La Agencia Tributaria asegura que no abordará un proceso de este tipo y no quiere abrumar a asesores y contribuyentes.

Algo que no comparten los asesores, que hablan de una agresividad incomprensible ya que hay todo tipo de peticiones como requerimientos de información, inspecciones y comprobaciones. Según Raventós, esto se produce en el peor momento posible, coincidiendo con el cierre del impuesto de la Renta y de Sociedades.

La responsable de la AEDAF recuerda que desde el ministerio de Haciendo tampoco se ha facilitado el cumplimiento por parte de los asesores y contribuyentes al negarse a modificar y rechazar las fechas tributarias. Numerosos países europeos accedieron a ampliar plazos y mover periodos, pero el Gobierno, y en concreto el ministerio de Hacienda, apenas ha hecho concesiones en este sentido.

La negativa del departamento que dirige María Jesús Montero sorprendió y decepcionó a las asociaciones de asesores, que consideran que la existencia de una pandemia aconsejaba que contribuyentes y asesores limitasen el contacto físico y los desplazamientos a las oficinas de la Agencia Tributaria. El colectivo está, dicen, realmente indignado.