ÚLTIMA HORA

Pedro Sánchez abandona rueda de prensa por amenza militar
Javier Lambán en un discurso

Aragón anuncia sus restricciones de Semana Santa: Cierres, toque de queda y horarios

El gobierno aragonés ha informado que seguirá el plan de Sanidad para estos días festivos

Aragón ha anunciado este viernes, 19 de marzo, las que serán sus restricciones básicas para toda la Semana Santa, y que seguirán el plan establecido por Sanidad a 'rajatabla'. 

Tal y como se ha publicado en el nuevo Boletín Oficial de Aragón, publicado este viernes, toda la comunidad autónoma mantendrá el cierre perimetral respecto con el resto de regiones hasta, como mínimo, el 9 de abril, lo que impedirá a los ciudadanos aragoneses salir de su comunidad durante los próximos días y también a los ciudadanos de otras comunidades autónomas acceder a su territorio salvo por causas debidamente justificadas, como visitar un centro de salud o cuidar de personas con dependencia, entre otras.

Otra de las medidas que se mantendrá será el toque de queda, que Sanidad obligaba a imponer desde las 23:00 horas hasta las 06:00 horas como mínimo, y este será precisamente el horario de su aplicación en Aragón hasta el 9 de abril. 

Uno de los principales cambios que hay respecto a las restricciones que ya estaban en vigor es que se reduce el número de personas permitidas en los encuentros sociales, que pasa de seis a cuatro personas en espacios públicos cerrados, pero que se mantiene en seis en espacios abiertos. 

En el caso de los espacios privados, la nueva normativa, siguiendo la línea marcada por Sanidad, prohíbe cualquier tipo de reunión social entre personas que no pertenezcan al mismo núcleo de convivencia. La medida se aprobó porque, según datos del Ministerio, el 80% de los contagios de las últimas semanas se han dado en el ámbito privado y social. 

El comunicado enviado por el gobierno regional aclara que las medidas aplicadas para contener la tercera ola —la cuarta en Aragón— han sido muy efectivas en Aragón, consiguiendo reducir ampliamente los contagios respecto con el pico epidémico alcanzado en enero, pero que en las últimas semanas este descenso se ha estancado en un nivel medio de valoración de riesgo, lo que obliga a seguir manteniendo algunas restricciones para evitar repuntes. 

Además, el ejecutivo recuerda que aunque los contagios hayan reducido, sigue siendo igual de importante mantener las medidas de prevención personales, es decir, llevar mascarilla, mantener una distancia de seguridad con otras personas y mantener una buena higiene de manos.

La situación en Aragón

Aragón es una de las comunidades autónomas donde, de momento, sigue bajando la curva epidemiológica, aunque ya lo hace de forma lenta. Mientras en Baleares, Canarias, Cantabria, Castilla y León, Ceuta, Extremadura, Madrid, Melilla, Navarra y el País Vasco la incidencia acumulada a quince días creció en el último informe de Sanidad, en Aragón descendió y se situó en los 125,75 casos por cada 100.000 habitantes, cinco menos que el día anterior.

A pesar de esto, la Consejería de Salud del gobierno aragonés ha anunciado este viernes que los casos detectados en las últimas 24 horas de coronavirus se han duplicado respecto con el día anterior, lo que ha hecho saltar las alarmas de cara a una quinta ola en la comunidad. 

Concretamente, mientras que el jueves se notificaron 111 casos nuevos durante el día anterior, este viernes se han notificado 221, prácticamente el doble. Además, Aragón no superaba los 200 casos diarios desde el pasado 3 de marzo. 

Zaragoza sigue siendo la provincia que más casos nuevos aporta al total, con 191 casos. Del resto, 21 casos se han detectado en la provincia de Huesca y otros 7 en Teruel. 

Este viernes se ha sumado una víctima más al total de muertos de la pandemia, que alcanza los 3.354 desde el inicio de la pandemia, mientras que todavía quedan 251 personas hospitalizadas en los centros aragoneses con Covid-19. De todos ellos, 50 siguen en las UCI, lo que representa el 21,19% de las camas disponibles en la región.