Araceli recibiendo la vacuna contra el Covid

Araceli, de 96 años, la primera española en vacunarse contra el covid

Lo ha hecho en la residencia Los Olmos de Guadalajara

El día D de la pandemia de Covid-19 en España por fin ha llegado, lo que muchos han querido llamar el principio del fin de la misma. Este domingo 27 de diciembre ha empezado la tan esperada campaña de vacunación contra el coronavirus en España. Y lo ha hecho como estaba previsto, pocos minutos después de las 9 en la residencia de Los Olmos de Guadalajara. 

Como estaba anunciado dos españolas, una residente y una trabajadora de este centro, han sido las primeras en ponerse la vacuna. La expectación era muy grande minutos antes de que entrará la primera española que se iba a vacunar en nuestro país, Araceli Hidalgo de 96 años. Aunque nacida en Guadix (Granada) en 1924, lleva 25 años empradonada en Guadalajara, donde tiene una hija y un hijo, cuatro nietos y un bisnieto. 

En un proceso muy rápido, la anciana se sentaba en una silla del centro de mayores acompañada por las dos sanitarias que le iban a suministrar la dosis. Como es lógico, Araceli decía en alto estar algo «nerviosa» tal y como reflejaba una de las imágenes previas a la vacunación, donde se la podía ver santiguarse sentada en la silla. 

Mientras la sanitaria se preparaba para ponerle la vacuna en el brazo, le iba recordando que sería solo un «pinchazito». Y en un momento muy rápido, Araceli se convertía en la primera persona en España en vacunarse contra el Covid.

Y ha sido todo un éxito. La propia Araceli comentaba, después que la enfermera le explicaba que podría sentir alguna pequeña molestia, que no había sido «nada, nada» y que «gracias a Dios». Repetía «muy bien» a las preguntas de los periodistas sobre que pensaba. 

Una vez vacunada Araceli, el turno ha sido para Mónica Tapias, auxiliar de enfermería de 48 años de Guadalajara y que lleva 10 años en la residencia pública Los Olmos, la primera sanitaria que se ha vacunado en nuestro país. «Nerviosa», más por la expectación que por la vacuna en sí decía que ser la primera sanitaria en vacunarse «es un orgullo la verdad». Lamentaba que  «es una pena» que la vacuna «no ha llegado a tiempo para salvar» a mucha gente que ha muerto de covid. Es por eso que animaba «a la población para que se vacune porque es importante». 

Nada más recibir las vacunas, las dos protagonistas del día han coincido en sentadas en unos butacones cerca de la silla donde se han vacunado. Y es que se han mantenido a la espera obligatoria de 15 minutos para comprobar si la vacuna les provocaba algún efecto secundario adverso. 

Durante este tiempo, han podido comentar la jugada entre ellas reconociendo que se encontraban bien y que no pasaba nada. Araceli charlaba con las sanitarias sobre la importancia del paso que han dado vacunándose. Y lanzaba dos mensajes muy importantes en estos tiempos de pandemia: «A ver si nos portamos todos bien» para «ver si podemos conseguir que el virus este se nos vaya». 

La vacunación sigue por residencias de toda España

A lo largo de este domingo, residencias de todas las comunidades autónomas y de Ceuta y Melilla van a empezar a suministrar sus primeras dosis de la vacuna de Pfizer-BioNTech que han recibido en las últimas horas. 

Tras la llegada del primer lote a un centro logístico de Guadalajara escoltado por la Guardia Civil, se fueron distribuyendo en los puntos habilitados por las comunidades autónomas. Las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y el Ejército han colaborado en su distribución. 

Las Fuerzas Armadas llevaban en avión las vacunas de Canarias, Baleares y de las ciudades de Ceuta y Melilla desde la base militar de Getafe (Madrid). En el resto de comunidades, el transporte se hace por carretera. Tras una primera entrega anecdótica, se esperan recibir 350.000 dosis semanales para toda España.