Isabel Díaz Ayuso en la tercera edición de los premios contra la Violencia de Género de la Comunidad de Madrid, el 25 de noviembre del 2020

El Gobierno responde a Ayuso sobre los primeros casos de la nueva cepa en España

La presidenta madrileña dice que Barajas era 'un coladero'

Una de las noticias de este pasado sábado era la confirmación ahora ya sí oficial de la llegada de la nueva y teóricamente muy contagiosa del coronavirus a nuestro país. Pero aunque en principio parecería lógico que fuera el ministerio de Sanidad quien diera la notícia, no ha sido así. El encargado de confirmar los cuatro primeros casos era el viceconsejero de Salud Pública de Madrid, Antonio Zapatero, que daba detalles de como habían llegado estos contagiados a la comunidad. 

Este hecho ha provocado un nuevo enfrentamiento político entre el ejecutivo madrileño y el Gobierno, tras las acusación que ha vertido la presidenta madrileña, Isabel Díaz Ayuso. Y es que tras conocerse la noticia protestaba por lo que ella consideraba la «irresponsabilidad e inacción» del ejecutivo presidido por Pedro Sánchez

Díaz Ayuso, tras la confirmación de los 4 casos y otros tres sospechosos, volvía a culpar a la falta de controles en el aeropuerto de Barajas de estos casos. No dudaba en calificar como un «coladero» el aeropuerto madrileño y principal vía de entrada de viajeros desde el extranjero en nuestro país. 

«Quiero denunciar la irresponsabilidad del presidente de Gobierno, Pedro Sánchez, en lo que está sucediendo tanto con el aeropuerto como con los test. Quiero denunciar la irresponsabilidad y la inacción. Pido que se pongan a trabajar seriamente y que no sólo aparezca el presidente para una foto porque al final estamos siempre las comunidades actuando solas», afirmaba Ayuso. 

La defensa desde el Gobierno y el PSOE madrileño

Pero ante estas acusaciones, rápidamente ha habido una respuesta desde parte del Gobierno. Ha sido el delegado en Madrid, José Manuel Franco el que ha vuelto a negar que haya una falta de control en Barajas. Según explicaba a la agencia EFE, desde la detección por partes de las autoridades británicas de una nueva mutación de la covid-19, se han adoptdo medidas en Barajas que han permitido «un refuerzo muy notable» del control de los pasajeros.  Ha insistido que desde el primero momento se establecieron medidas desde «la seriedad, la responsabilidad y la sensatez». 

Ha pedido a la presidenta madrileña que centre «todos sus esfuerzos a combatir la pandemia desde la lealtad institucional y la colaboración, máxime ante la llegada de las vacunas». «Son días de esperanza, en la que los madrileños y españoles tienen más motivos para estar esperanzados que para profundizar en la crispación y la división», ha querido dejar claro.

Además ironizaba, sobre el nuevo ataque de la presidenta madrileña.«Si en otros países de la UE se produce algún contagio de esta nueva cepa, supongo que no será también Barajas el causante», replicaba a Díaz Ayuso. 

Por otro lado, el portavoz adjunto del PSOE de la Asamblea de Madrid, José Cepeda, ha afirmado este sábado que los cuatro casos de la nueva cepa de la covid-19 confirmados en Madrid son «anteriores» a que se «empezara a prohibir la entrada de viajeros» procedentes del Reino Unido a aeropuertos de la Unión Europea. Esto es lo que habría detectado el ministerio de Sanidad, según Cepeda. 

Ayuso insiste en las criticas al Gobierno

Estas explicaciones no son suficientes para la presidenta madrileña que exigía «firmeza en Barajas, firmeza contra el virus, test y, de esta manera, estar todos protegidos hasta que llegue la vacuna». Y es que volvía a insistir en que se siguen sin escucar sus reivindicaciones. 

«Hace más de seis meses que por carta, en conferencias de presidentes, en persona, he solicitado (hacer del aeropuerto de Madrid-Barajas un lugar seguro y ahora hemos vuelto a conocer que apenas se realizan PCR, se hacen de manera aleatoria, y que están entrando como coladero casos contagiosos como, por ejemplo, el británico», recordaba sobre su petición directa al presidente del Gobierno