Carmen Calvo durante una intervención pública

La apuesta del Gobierno para evitar el confinamiento en casa pronto

Carmen Calvo, vicepresidenta primera, confía en las medidas tomadas hasta ahora y no contempla su endurecimiento

La segunda ola del Covid-19 está llevando a España a una situación muy crítica. Los contagios no dejan de subir y la sanidad está al borde del colapso. Los expertos llevaban semanas advirtiendo de lo que iba  a pasar y no ha sido hasta casi alcanzar los niveles de marzo, cuando el Gobierno y las Comunidades Autónomas se han puesto las pilas para intentar frenar la expansión del virus.

Hasta ahora hemos sido testigos de medidas de restricción muy laxas que tan solo han servido de parches para controlar la pandemia, pero está más que demostrado que se necesitan decisiones más duras para acabar con el virus. El nuevo estado de alarma y la aplicación de un toque de queda todavía no han arrojado resultados y algunas comunidades ya comienzan a barajar la posibilidad del confinamiento domiciliario.

logo YoutubeLos mejores directos y vídeos de la red en el Youtube de España Diario. No esperes más, pincha aquí y síguenos gratis. ¡TE ESPERAMOS!

El gobierno de Asturias ha sido el primero en informar su deseo de pedir a Pedro Sánchez el confinamiento domiciliario durante 15 días. Sin embargo, desde Sanidad mantienen que no es necesario una medida tan drástica. Salvador Illa y el gobierno del principado se reunirán durante la mañana de hoy para concretar las últimas actuaciones a tomar.

Esperar hasta el nueve de noviembre

De igual manera Carmen Calvo, la vicepresidenta primera del Gobierno, ha explicado esta mañana que la intención es esperar a conocer los resultados que las nuevas medidas que se han tomado y que duraran hasta el 9 de noviembre, han dado sobre la evolución de la pandemia. Desde el gobierno de Pedro Sánchez afirman que el objetivo es «no adelantarse» y aseguran que «vamos a intentar que eso (el confinamiento en casa) no llegue».

Parece ser que los 55.019 nuevos casos diagnosticados el pasado fin de semana de los cuales 4.334 positivos fueron registrados en las últimas 24 horas, no son suficiente para que medidas más duras sean aplicadas. La saturación de algunos centros hospitalarios está casi al límite y ya son muchos los que piden un endurecimiento de las restricciones.

Durante la entrevista a la Cadena Ser, Carmen Calvo insiste en que no «debemos adelantar fases» y continúa apostando por las medidas tomadas hasta ahora pues considera que son bastante «contundentes». Apela a la responsabilidad ciudadana para evitar los contagios cumpliendo con las normas establecidas e insiste en que debemos esperar a saber cómo le han afectado a la pandemia las medidas tomadas. «Vamos a ir viendo día a día las circunstancias» ha señalado la vicepresidenta primera.

Confinamiento domiciliario ya

Asturias y Castilla-León han sido las primeras en solicitar al Gobierno la aplicación de un confinamiento domiciliario que dure 15 días. El aumento de contagios se está disparando en estas comunidades y no quieren padecer la angustia vivida en marzo. Sin embargo, el Gobierno pide paciencia y cautela y, aunque son conscientes de la situación, prefieren esperar a ver los resultados. «Demos un poco de tiempo a ver qué ocurre» explica Carmen Calvo señalando que las medidas adoptadas son similares a las de otros países.

El confinamiento domiciliario no puede ser establecido por las Comunidades Autónomas pues solo es competencia del Gobierno el poder aplicarlo. El marco legal de este nuevo estado de alarma no contempla esta posibilidad y debería modificarse para poder permitir que las autonomías decreten el confinamiento de su población.

Desde Castilla-León son partidarios de esperar los resultados de las medidas decretadas hace días pero no descarta el confinamiento. «Los datos no son buenos, estamos preocupados, pero se toman las medidas para ver sus resultados» explicaba el consejero de Sanidad en Castilla-La Mancha, Jesús Fernández Sanz, en una entrevista para TVE. «El confinamiento domiciliario tiene que ir avalado por el Gobierno» y añade que «no lo descartamos en absoluto».