Un hombre mirando por la ventana en época de confinamiento

Confinamiento a la vista: 'Si relajamos las medidas, llegará en primavera'

Varios expertos avisan de la posibilidad de llegar en poco tiempo a los cuatro millones de casos de Covid en España

El 7 de enero, España alcanzaba los dos millones de contagios desde el inicio de la pandemia. Hoy, un mes más tarde, sobrepasará los tres millones. El último millón de casos, se ha acompañado de cerca de 11.000 fallecimientos, todos ellos después de Reyes y cuando las vacunas ya estaban empezando a ser administradas en España.

El pasado fin de semana, el Ministerio de Sanidad ha añadido 909 fallecidos, la cifra más alta de decesos desde la primera ola. Tras llegar a los 2.989.085 de casos desde el comienzo de la pandemia, y con los niveles de hospitalización y UCI disparados, todos nos preguntamos si esta pandemia va a ir bajando su incidencia en algún momento o si volverá un nuevo confinamiento como en la primavera pasada.

La necesidad de prolongar las medidas restrictivas

logo Twitter¿Aún no nos sigues en Twitter? ¿A que esperas? 📲Tus noticias preferidas al momento en el móvil con España Diario! Pincha aquí, TE ESPERAMOS!

«En este momento, con las medidas restrictivas en vigor, el ritmo de contagios está siendo decreciente, lo que significa que la curva de casos totales se va aplanando poco a poco. Si se mantiene de forma continuada la efectividad de las medidas, se produciría una estabilización a finales de marzo, llegando a aproximadamente tres millones y medio de casos totales», cuenta al diario 'El Mundo' el experto Antonio Guirao, investigador de la Universidad de Murcia. «Dicho de otro modo, en el mejor escenario, todavía sumaríamos otro medio millón de casos», confiesa.

«Pero eso sería así si se prolongan las medidas no solo hasta finales de marzo, al llegar a niveles de incidencia casi cero, sino también después, ya que el efecto de cortafuegos de la vacunación no va a ser significativo antes de abril o mayo», apunta Guirao. Si se relajan las medidas, advierte, «tendrá como consecuencia un número de casos mayor». El número reproductivo (casos por persona contagiada), es actualmente de 0,85. «Si aumentase ligeramente, a 0,95, sumaríamos otro millón más de casos hasta final de abril».

«Me temo que llegaremos a los cuatro millones de casos en la primavera»

En Navidad, este número reproductivo sobrepasó el 1, cifra que marca la alerta de los contagios. «Hemos visto que se han relajado las medidas cada vez que los contagios han disminuido; eso provoca que el ritmo de caída se frene o incluso que haya rebrotes. Así que me temo que sí llegaremos a los cuatro millones de casos en la primavera», reza Guirao, a la vez que apunta un problema a la vista: «Si las nuevas variantes del virus se hacen dominantes, esas cifras aún serán mucho peores».

«La elevada incidencia que todavía tenemos es el caldo de cultivo para que las nuevas variantes se propaguen y se hagan dominantes. Al haber mucha incidencia, todavía se producen muchísimos contagios y, por tanto, estas nuevas variantes, como la británica, al ser más contagiosas se van extendiendo rápidamente», explica Guirao.

A más contagios, más mutaciones

Las nuevas variantes del coronavirus hacen más complicado el control de la epidemia, y las elevadas incidencias alargan las opciones de que surjan nuevas variantes. «Dicho simplemente, una mayor transmisión produce una mayor oportunidad para la evolución de nuevas cepas», apuntaba hace unos días un grupo de científicos en la revista 'Virulence'. «Con más virus en la población, hay una mayor probabilidad de que el virus mute y evolucione en una variable más virulenta», señalaba a este periódico Cock Van Oosterhout, catedrático de Genética Evolutiva en la Universidad East Anglia y primer firmante del informe científico.

El comentado número reproductivo, que fija la evolución de la epidemia, está relacionado, según Van Oosterhout, de tres factores: «1) la tasa de contacto entre huéspedes (personas infectivas); 2) la eficiencia de la transmisión; y 3) el tiempo que el huésped permanece infectivo».

Además, antes de llegar a eso podrían surgir problemas como la expansión total de la variante británica. «La variante británica parece tener entre un 40% y un 70% más de transmisibilidad, y ello implica un número reproductivo mayor de 1. Los casos de la variante británica ahora mismo están eclipsados. Pero en unas semanas, si se confirma esta tendencia, la variante británica se dejará ver y podríamos tener la epidemia de nuevo en crecimiento acelerado hacia una cuarta ola que, dadas las tasas de crecimiento que conocemos, ocurriría hacia la primavera», sentencia.

Infórmate más sobre el coronavirus:

- Las últimas noticias sobre la pandemia en España y el mundo

- Radar Covid: La aplicación de rastreo y cómo descargarla en tu móvil

- Guía coronavirus: 12 pautas para protegerte y actuar ante un contagio