Juanma Moreno, presidente de la Junta de Andalucía, en el palacio de San Telmo, Sevilla, el 23 de noviembre del 2020

Andalucía plantea que las cenas navideñas sean solo entre familiares cercanos

Considera difícil de controlar permitirlas con allegados

Con el plan común de Navidad aprobado el pasado miércoles por el Consejo Interterritorial de Salud que, entre otras cosas, cierra perimetralmente las comunidades y permite encuentros de 10 personas en los días más señalado, hay territorios que podrían endurecer las medidas consensuadas. 

Una de las que no se cierra a esta posibilidad es Andalucía. Su presidente, Juanma Moreno, explicaba, en este sentido que en el plan de su Gobierno «puede haber matices propios». Además volvía a insistir que todo se fijará el próximo 10 de diciembre. «Queremos tener lo más cerca posible los datos para no equivocarnos, aunque aquí es muy difícil acertar», afirmaba sobre este plazo.

logo Twitter¿Aún no nos sigues en Twitter? ¿A que esperas? 📲Tus noticias preferidas al momento en el móvil con España Diario! Pincha aquí, TE ESPERAMOS!

Fue en una entrevista a Canal Sur donde el presidente andaluz se mostró favorable a introducir algunos cambios en la normativa común, ya que hay «aspectos que no nos parecen del todo claros». Hizo una especial mención al hecho de no limitar las cenas y otros encuentros navideños a familiares y hablar también de allegados. Para él «puede ser un coladero y difícil de justificar para los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado», por eso no descarta que se pudiera eliminar esta figura. 

Moreno, pero, quiso valorar positivamente que se llegará a un acuerdo nacional aunque dejando claro que su ejecutivo está trabajando en algunas modificaciones. «Las puliremos un poquito más», insistía sobre el límite de las reuniones familiares y los encuentros con allegados.

Valoraba sobre este asunto que «todos queremos, yo el primero, juntarme con mis hermanas y mis sobrinos pero no va a poder ser». Además seguía insistiendo que  «va a ser una Navidad muy difícil y muy distinta y tenemos que entenderlo». Finalmente, dejaba claro las consecuencias de no respetar las medidas: «De lo contrario vamos a tener un enero y un febrero tremendamente malo». 

Llamamiento a quedar en casa lo máximo posible durante las navidades 

A la espera que se sepa que medidas concretas se tomen por parte del gobierno de Andalucía, han vuelto a enviar un mensaje de clara importancia sobre lo que pueda pasar en las próximas fechas. Con un puente de diciembre todavía por pasar, el consejero de Salud y Familias, Jesús Aguirre ya lanzaba un mensaje «contundente» sobre las próximas fiestas navideñas. 

Hacía un llamamiento a los andaluces para que se queden lo máximo posible en casa durante la Navidad, ya que el número de personas contagiadas con coronavirus sigue siendo «muy preocupantes». Pedía hacer un esfuerzo para evitar una tercera ola temprana. 

«Tenemos que hacer un llamamiento a la no movilidad, nuestra misión no es salvar la Navidad, es salvar vidas», reiteraba sobre esta idea de prudencia. Quiso pedir a los andaluces que se mantengan como hasta ahora, siendo «responsables y solidarios», y que por tanto cumplan todas las medidas de prevención.

Sus palabras seguían apunta a que la situación actual en Andalucía sigue siendo «muy seria», pues no se ha mejorado todavía lo suficiente aunque reconoció que hace semanas que se superó el pico de la segunda ola. Concretamente, lo situó en el pasado 9 de noviembre y consideró que la comunidad andaluza se encuentra actualmente «en fase de retroceso». 

Insistió en la idea que los hospitales aunque viven una mejora no es todavía la deseada, ya que «no es suficiente y cada día siguen falleciendo pacientes». Actualmente en Andalucía hay 1.821 personas ingresadas, 381 de ellas en las Unidades de Cuidados Intensivos. 

Además tampoco quiso mostrarse excesivamente optimista respecto el descenso de la incidencia acumulada que ya bajado la barrera de los 300 casos por 100.000 habitantes. Dijo que se está «progresando adecuadamente» pero que sigue siendo «muy alta» si se compara con otros países. Además, pidió no bajar la guardia teniendo en cuenta que cada vez está más cerca el frío y esto podría provocar otro tipo de infecciones respiratorias que aumenten la presión asistencial.