Un hombre y una mujer con mascarillas sujetan bolsas de la compra frente a un escaparate

Posibles cambios en los confinamientos para Navidad: 'Probablemente'

Confía en que pueda flexibilizarse por lo menos algunas de las medidas

Andalucía es una de las regiones españolas que ha sido golpeada de forma más dura por esta segunda ola de Covid-19 que por la primera, lo que llevó a las autoridades a tomar algunas de las restricciones más severas, comparadas con otras autonomías.

Así, desde el pasado día 10 de noviembre, toda la comunidad se encuentra confinada de forma perimetral respecto al resto de regiones, pero además es una de las pocas regiones que mantiene un confinamiento municipal dentro de la propia comunidad. Es decir, los andaluces no pueden salir de su pueblo o ciudad salvo causas debidamente justificadas. No es la única región que aplica esta medida, ya que otras como el País Vasco o Cantabria también la han aplicado.

Tras 20 días de restricciones, la curva ha logrado invertirse en Andalucía, lo que hace empezar a pensar ya en cuándo se verán suavizadas estas restricciones, especialmente con la Navidad a la vuelta de la esquina. Las autoridades andaluzas ya han alertado que, de momento, las restricciones se mantendrán hasta el 10 de diciembre, pasado el puente de la Constitución.

logo YoutubeLos mejores directos y vídeos de la red en el Youtube de España Diario. No esperes más, pincha aquí y síguenos gratis. ¡TE ESPERAMOS!

Será a partir de entonces cuando empiezan a valorarse qué decisiones tomar con las restricciones de cara a las Navidades, ya que el Ministerio de Sanidad emitió unas recomendaciones básicas para todas las comunidades, pero que no han sido consensuadas todavía en el Consejo Interterritorial de Salud. Además, serán las propias autonomías quien acaben tomando las decisiones que crean oportunas para sus territorios en función de cómo avance la situación epidemiológica. 

Por esa razón, según están avanzando los datos de los últimos días, algunos gobernantes ya están empezando a valorar que durante las próximas semanas podrían flexibilizarse algunas restricciones.

Juan Marín, vicepresidente de la Junta de Andalucía, ha sido uno de los últimos que se ha mostrado abiertamente partidario de flexibilizar las medidas, aunque de momento no ha querido confirmar nada a la espera de lo que ocurra en los próximos diez días. Así, Marín ha indicado que «probablemente» la Junta tome el camino de «flexibilizar los horarios» de las actividades comerciales, que actualmente están restringidos y deben cerrar, salvo los comercios esenciales y las jugueterías, a las 18:00 horas. 

Además, ha indicado que «no sabemos» si podrán suavizarse también las restricciones a la movilidad y «abrir los perímetros, al menos, dentro de las provincias». Es decir, levantar el confinamiento municipal y cambiarlo por uno provincial, algo que favorecería que las familias tuviesen mejores condiciones para juntarse en Navidad —respetando las limitaciones de aforo y máximas personas asistentes.

Prudencia y responsabilidad ciudadana

Juan Marín ha defendido que es necesario encontrar un equilibrio para que puedan «convivir la actividad productiva con la situación sanitaria», y ha confirmado que el puente de la Constitución ya está «perdido para el sector turístico» porque no se van a levantar las restricciones a la movilidad. 

A pesar de las posibles flexibilizaciones que puedan llegar en los próximos días, Marín ha recordado que hay que ser «prudentes» y ver «hasta dónde se puede llegar» según avance la situación, porque los sanitarios llevan meses soportando una gran presión, y una recaída ahora y una tercera ola podrían tener «graves consecuencias para el conjunto de la ciudadanía». 

Preguntado por las aglomeraciones que se han vivido estos días en algunas zonas de España, ya sea por la reapertura de algunos sectores o por el encendido de luces navideñas y el comienzo de la campaña de Navidad, Marín ha apelado a la «responsabilidad ciudadana» en unas fechas en las que, considera, es «normal» que la gente salga más a la calle. 

«Llega la Navidad y todos queremos salir a comprar regalos, o simplemente a pasear, a estar un rato más en la calle con amigos o la familia, y eso debemos hacerlo siempre desde la responsabilidad», ha subrayado. Así, ha aclarado que no cree que «vaya a haber muchos inconvenientes a la hora de que la gente pueda estar en la calle hasta la hora del toque de queda».