Pedro Sánchez con las manos juntas en una rueda de prensa en La Moncloa

Temor en el Gobierno por lo que pasa en España: 'Irá a más'

El Gobierno está preocupado por los altercados que se vivieron en las calles este fin de semana, y teme que vaya a más

Este fin de semana se vivieron altercados preocupantes en diferentes ciudades de España, con quemas de contenedores, destrozos de mobiliario urbano y varios policías heridos. Una batalla campal que se libró en grandes ciudades como Madrid, Barcelona, Logroño, Málaga o Vitoria, y que se saldó con más de 60 detenidos.

logo Twitter¿Aún no nos sigues en Twitter? ¿A que esperas? 📲Tus noticias preferidas al momento en el móvil con España Diario! Pincha aquí, TE ESPERAMOS!

Grupos organizados de encapuchados en contra de las restricciones del Gobierno sembraron el caos en estas ciudades, volcando y quemando contenedores, rompiendo escaparates, causando daños en vehículos y tirando objetos a los agentes de la autoridad, 30 de los cuales resultaron heridos. 

Una situación que empieza a preocupar al Gobierno, que teme que la situación vaya a más si no se controla a tiempo.

Pedro Sánchez se pronunció ayer en Twitter sobre las concentraciones violentas, asegurando que solo desde «la responsabilidad, la unidad y el sacrificio lograremos vencer a la pandemia que asola a todos los países», y denunció «la conducta violenta e irracional de grupos minoritarios», que calificó de intolerable.

El Presidente también quiso agradecer la labor de la Policía por garantizar la seguridad de los ciudadanos a la vez que destacó la labor de limpieza que realizaron varios adolescentes en Logroño tras la noche de disturbios. «La juventud de nuestro país es esto: generosidad, responsabilidad, compromiso», afirmó.

Grupos de radicales extremistas

Las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad creen que las protestas podrían estar organizadas por grupos de radicales, entre los que se encontrarían ultras de equipos de futbol, pero que no tienen a nadie que los guíe a nivel nacional, ni están relacionados por unas siglas concretas. Una suposición con la que no está de acuerdo Unidas Podemos, quienes han achacado la violencia en las calles a la extrema derecha.

A cuenta de esto, Pablo Iglesias ha señalado que se trata de «disturbios que promueve la ultraderecha tirando la piedra y escondiendo la mano», algo que ha ratificado Echenique, quien ha asegurado que los disturbios fueron «provocados por nazis y fascistas y alentados y alentados por los socios de PP y Cs en Murcia, Andalucía y Madrid».

PP y Vox se pronuncian

Los partidos de derecha han mostrado una reacción dispar frente los altercados. El propio Santiago Abascal aseguró el sábado que «hay más motivos que nunca para protestar» y achacó los enfrentamientos violentos a «la extrema izquierda, los menas e infiltrados». Asimismo, pidió a la Policía que los identifique y detenga. Sin embargo, Ignacio Garriga, candidato a la Presidencia de la Generalitat de Cataluña por Vox, fue más allá y negó que se tratara de infiltrados, si no gente que había perdido su trabajo:

«Los llaman negacionistas. Son trabajadores en el paro, padres sin nómina para alimentar a sus hijos, autónomos que no tienen trabajo y que hoy han visto su cuota aumentada. Españoles corrientes de Barcelona, hasta las narices de ser encarcelados y condenados a la miseria».

Por su parte, el PP se ha mostrado mucho más comedido y con Pablo Casado a la cabeza, se ha limitado a expresar su apoyo a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y a los vecinos que sufren los destrozos.