Sillas recogidas en la terraza de un bar

La capital española que acaba de pedir al Gobierno poder confinar ya en casa

«Lo mejor es estar dos semanas cerrados a cal y canto para poder retomar la actividad», asegura el alcalde de la ciudad, Ramón Fernández-Pacheco

La preocupación en Almería es máxima. Pese a que la ciudad ya ha iniciado una tendencia a la baja con respecto al coronavirus, lo cierto es que la capital andaluza sigue atravesando un momento crítico. Tan es así, que el alcalde almeriense Ramón Fernández-Pacheco ha reclamado al Gobierno de España que habilite la posibilidad de poder decretar confinamientos domiciliaros porqué, según él, «faltan herramientas para poder frenar en seco los contagios».

El mismo alcalde ha ido más allá para resaltar que se está librando una batalla contra la Covid-19 «con una mano en la espalda» y por eso mismo ha pedido al Gobierno que valore la posibilidad de cerrar toda actividad durante un período de tiempo. «Lo mejor es estar dos semanas cerrados a cal y canto para poder retomar la actividad lo antes posible que no tirarnos un mes con medidas que ayudan pero que no son efectivas al cien por cien».

«Se trata de frenar la actividad»

Fernández-Pacheco ha resaltado que «la realidad» que se vive en la capital almeriense es que se toman todas las medidas posibles para intentar frenar el virus, pero que «no se puede exigir a la gente que se quede en su casa, que al final es el último bien».

Además, también ha explicado que «no se trata de frenar el consumo, las compras y las ventas, o destruir puestos de trabajo», sino de limitar la movilidad. «Se trata de salvaguardar la salud de todos y para eso necesitamos herramientas que yo, con la misma lealtad institucional que le pido a la Junta de Andalucía, le pido al Gobierno de España que deje el tacticismo y que, o bien tome decisiones, o permita que los demás las adoptemos», ha comentado.

En esta línea, la Junta de Almería se ha reunido este mismo sábado con los representantes de la hostelería y el comercio almeriense. « Trabajamos de la mano para seguir ayudando a unos de los sectores que más sufren la crisis derivada de la Covid-19», explican desde la misma Junta.

«Dos semanas a cal y canto»

Con esa declaración, el alcalde de Almería ha querido dejar claro su mensaje: dos semanas de confinamiento estricto es, para él, la mejor solución para poder bajar los índices del coronavirus. «Es mucho mejor estar dos semanas cerrados a cal y canto para retomar la normalidad lo antes posible que no tirarnos un mes con medidas que ayudan pero que no son efectivas al cien por cien», ha explicado  para zanjar su comparecencia.