Pablo Iglesias visiblemente cansado en su escaño del Congreso de los Diputados

Alerta de la policía por las amenazas al Gobierno: 'Puede ser solo el principio'

Fernando Grande-Marlaska, María Gámez y Pablo Iglesias han recibido cartas con balas

Los responsables del Ministerio del Interior y Pablo Iglesias recibieron hace unos días una amenaza que, tal y como han señalado las autoridades, podría suponer solo el principio de una grave amenaza contra la Seguridad del Estado. 

A pesar de que las cartas con balas que han recibido Fernando Grande-Marlaska,María Gámez y el líder de Podemos fueron enviadas con el único objetivo de publicitar su acción, las primeras investigaciones han destacado que esto ha engordado la posibilidad de que se intente repetir la acción de que salgan imitadores.

Las cartas sobrepasaron los controles de seguridad

logo Twitter¿Aún no nos sigues en Twitter? ¿A que esperas? 📲Tus noticias preferidas al momento en el móvil con España Diario! Pincha aquí, TE ESPERAMOS!

Según lo que han explicado algunas fuertes cercanas a las pesquisas a 'El Mundo', la misiva amenazante al ministro de Interior casi llega a su despacho.

La carta llegó a las manos de una de sus secretarias. Fue ella quien abrió el sobre y se llevó un gran susto al descubrir lo que había dentro.

La misiva logró sobrepasar todos los controles de seguridad del Ministerio, pero Fernando Grande-Marlaska tuvo suerte porque él ni siquiera estaba en el edificio en aquel momento.

Las personas que quieren acceder allí deben pasar por arcos metálicos de seguridad y sus objetos personales por un escáner, así como también debe hacerlo todo aquel que quiera acceder a la Secretaría de Estado de Seguridad.

Pero tanto la carta para Fernando Grande-Marlaska como la de María Gámez lograron pasar los controles de seguridad y llegar casi hasta sus manos.

La directora general de la Guardia Civil también estuvo a punto de coger la misiva. Esta llegó hasta su secretaria de despacho, donde se supervisa todo el material que reciben. La responsable de la Institución tampoco se encontraba en su despacho cuando se abrió. 

Solicitan prudencia con la comunicación de las misivas

Todas las cartas fueron enviadas el mismo día, el 19 de abril, y pasaron por el Centro de Tratamiento Automatizado que tiene Correos en el barrio de Vallecas, Madrid, alrededor de las 18 horas de la tarde. 

A pesar de que no ha sucedido nada grave, la recepción de estas misivas ha provocado algunas situaciones muy delicadas en el país y estos hechos han provocado varias situaciones delicadas en el país. 

Hasta el momento se ha hablado de los fallos que ha podido cometer un empleado en la revisión de Correos, pero se están realizando pesquisas en el edificio del Ministerio de Interior para tratar de averiguar qué es lo que realmente ha sucedido.

Una de situaciones delicadas que se ha producido es que los responsables de seguridad dependientes del Ministerio del Interior están chequeando las medidas de autoprotección dentro de sus departamentos para evitar nuevos fallo como este.

Los responsables de seguridad dependiente del Ministerio del Interior se encuentran revisando las medidas de autoprotección dentro de sus departamentos para tratar de evitar que se vuelvan a producir nuevos fallos en estos lugares. 

No obstante, algunos de los responsables de la investigación han señalado que las amenazas de este calibre «tienen poca relevancia». Pese a esto, han destacado que nunca hay que descartar nada y han mostrado su sorpresa ante la difusión de las amenazas a Fernando Grande-Marlaska y a María Gámez. 

También han recordado que los anteriores responsables del Ministerio de Interior siempre han defendido que no se deben hacer públicas este tipo de amenazas y han indicado que «se debería haber actuado con más prudencia con la comunicación de las misivas». 

Ellos han señalado que al dar a conocer lo sucedido se pierde un gran potencian de investigación y se crea gran inquietud entre la ciudadanía. Además, han recordado que todos los ministros de Interior han recibido alguna amenaza.