Una cola de parados en una oficina de empleo de Madrid

La nueva alerta que empieza en España tras la sanitaria: Mucho cuidado

La recuperación de 1,2 millones de empleos no es suficiente para olvidar la probable ola de despidos en otoño

Alerta en España en el ámbito laboral. 1,2 millones de los afectados por ERTE no podrán volver a trabajar tras la suspensión, según la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF) y hasta 1,5 millones de empleos, según la previsión más pesimista de ManpowerGroup. De la tasa actual del 14,8% con 3,8 millones de parados, se pasará al 20%, superando los cuatro millones de desempleados.  

«Esta crisis es diferente a todas las anteriores, necesitamos calibrar nuestras previsiones y tener en cuenta que pueden darse imprevistos que las alteren para bien o para mal pero sí, en otoño veremos el impacto», opina Raymond Torres, director de Coyuntura y Economía Internacional de Funcas. 

«La clave es prepararse para el escenario que vendrá a partir del 1 de octubre», apunta Marcel Jansen, profesor titular en la Universidad Autónoma de Madrid y colaborador de Fedea especializado en Economía laboral. Este mes se ha reactivado la hostelería y la restauración, que han modificado su signo en cuanto a la afiliación a la Seguridad Social y otros sectores como la construcción también se han ido recuperando con relativo peso.  

Las contrataciones, a un nivel un 30% más bajo que el mismo periodo de 2019

Adecco asegura que las contrataciones están a un nivel un 30% inferior al mismo periodo de hace un año, aunque según Javier Blasco, director del Adecco Group Institute, ya están actualmente a un ritmo del 19,3% respecto al mes de mayo: «La máquina vuelve a funcionar y no podemos esperar que recupere toda la actividad de la noche a la mañana. En las últimas semanas se aprecia recuperación en el sector industrial y en todo esto la única incógnita es el volumen de ERTE que se transformarán en extinción de empleo», asegura. 

«En un año normal hay un factor muy claro que es el de 300.000 jóvenes que se incorporan cada otoño al mercado laboral y que en un año como éste producirán un pico en la cifra de desempleo, también hay que tener en cuenta que muchas de las ayudas como los ERTE o los créditos ICO se extienden hasta el otoño, en ese momento sabremos cuántos ERTE se convertirán en despidos y cuántas empresas tenían problemas de liquidez o de solvencia», señala Torres. 

Todavía no hay acuerdo para prorrogar los ERTE más allá del 30 de junio

El secretario general de CCOO, Unai Sordo afirmó esta semana que «va a haber ERTE en los próximos meses. Pero el objetivo de esta herramienta es que los trabajadores se vayan reincorporando a sus puestos y no cronificarse. La alternativa hubiese sido un millón de despidos más», sentenció.

Hasta mañana, el Gobierno, CEOE y sindicatos tienen tiempo para alcanzar un acuerdo y prorrogar los ERTE más allá del 30 de junio si no quieren llevar al límite la incertidumbre de millones de personas. El plazo ofrecido por el Gobierno para garantizar una protección cada vez menor es septiembre.