Alba, la niña de 7 años que salvó a su madre de morir por hipoglucemia

Alba, la niña de 7 años que ha salvado a su madre: ‘Mamá no se encuentra bien’

Nuria tuvo un ataque, pero su hija mantuvo la calma, desbloqueó el teléfono y llamó a emergencias mientras cuidaba de su hermana

Nuria ha vuelto a nacer, y lo ha hecho gracias a su hija, Alba. La niña, de 7 años, reaccionó a tiempo ante la hipoglucemia que sufrió su madre mientras dormía, y la salvó de una muerte segura. Ahora su madre le llama «mi ángel de la guarda» y cuenta orgullosa la operación de rescate, increíble para una niña de tan corta edad.

Madre e hija dormían juntas en la misma cama, en Sevilla. A las 7 de la mañana, Alba notó que su madre respiraba mal y producía unos sonidos raros. Al ver que no respondía, la pequeña comprendió que estaba en una situación de riesgo e hizo lo que le habían enseñado sus padres. «Tenía que darle un refresco de agua con azúcar», recuerda la niña. Pero algo no iba bien, porque Nuria no se despertaba. 

logo Twitter¿Aún no nos sigues en Twitter? ¿A que esperas? 📲Tus noticias preferidas al momento en el móvil con España Diario! Pincha aquí, TE ESPERAMOS!

La menor pensó con rapidez cuál podría ser la solución más sencilla. Entonces cogió el teléfono móvil de su madre para llamar a emergencias. Pero había otro problema: estaba bloqueado, y el desbloqueador facial no funcionaba porque Nuria tenía los ojos cerrados. Pero Alba mantuvo la calma, y buscó en la pantalla algo que pudiera ayudarla. Y vio las letras SOS, que permitieron llamar a emergencias.

La niña les dijo a los operadores la calle donde vivía y lo que le pasaba a su madre. Al mismo tiempo cuidó de su hermana, que estaba en la misma vivienda y que había entrado en pánico. La niña solo lloraba y repetía: «Mamá está malita». Poco después, dos agentes de la Guardia Civil se presentaron en su casa, saltaron la valla y llegaron hasta donde estaba la menor. Alba, con tranquilidad, les entregó las llaves para poder entrar en casa.

No fue fácil para la niña, en aquellos momentos de angustia, encontrar el llavero que estaba fuera de su sitio habitual. Pero encontró las llaves, y esto facilitó la tarea de los policías. Una vez dentro, pudieron prestar los primeros auxilios a Nuria mientras trataban de calmar a la otra niña. Uno de los agentes explica que tiene una hija y que en aquel momento le salió la vena paternal: «Las entretuve hablando de dibujos animados, me miraban extrañadas».

Su madre no recuerda nada

Luego llegaron los sanitarios, que consiguieron estabilizar a Nuria. «Yo no recuerdo nada, cuando desperté estaba aquí la ambulancia y me habían puesto una vía», cuenta la madre, que reconoce que estaba muy asustada. Durante las tareas de reanimación, Nuria solo preguntaba por sus hijas, solo quería verlas. Fue entonces cuando Alba dio una última lección de madurez, impropia de su edad: «Todo está bien, mamá, hoy no vamos al cole».

El padre de Alba, Álvaro, es militar y se encuentra de misión en Rumanía. Le tocó vivir el dramático episodio a la distancia, a tiempo real, a través de la cámara de seguridad que tienen conectada en la vivienda. «Fue de película», asegura, consciente de la proeza que ha hecho su hija: «Le he dicho que ha salvado la vida de mamá, que es una heroína».

Nuria padece una enfermedad y ya había tenido algunos ataques anteriormente. Por eso habían enseñado a la pequeñas lo que había que hacer en esa situación. Nunca había sucedido estando las niñas solas, y eso obligó a la pequeña Alba a enfundarse el traje de heroína con solo 7 años. Alba ha demostrado que está capacitada para reaccionar ante la adversidad, y que Nuria está bien protegida con ella al lado. 

La hipoglucemia puede provocar la muerte

La hipoglucemia es una bajada inusual del azúcar en el cuerpo. Suele estar relacionada con la diabetes, aunque algunos medicamentos y otras afecciones también pueden provocar una bajada de la glucosa. Los latidos del corazón irregulares, fatiga, temblores, ansiedad, sudores, hambre u hormigueo son síntomas frecuentes de estos ataques. En los casos más graves puede haber una pérdida de conocimiento e incluso la muerte. 

En los casos de diabetes, los pacientes son sometidos a tratamientos específicos que incluyen medicamentos y la utilización de un monitor continuo de glucosa. Estos monitores controlan el nivel de glucosa en el organismo, y cuando se produce una bajada salta la alarma para poder reaccionar a tiempo. Es el caso de Nuria, que llevaba el aparato consigo y permitió a Alba reaccionar rápido para salvarle la vida.