Una oficina del Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE)

Urgente: ¿Estás afectado por un ERTE? Pues tendrás que devolver una parte del dinero

La mayoría de los trabajadores que reciben la prestación tendrán que abonar el IRPF en la declaración de la renta

Según el  Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE), más de 3,4 millones de trabajadores reciben una prestación de desempleo gracias a los expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE), un mecanismo excepcional para parar los efectos de la crisis en muchas familias españolas afectadas por el  parón de la actividad económica a causa del coronavirus.

Pero la mayoría de los receptores van a tener que devolver parte de esta ayuda a la Agencia Tributaria en 2021, ya que Hacienda entiende que la Seguridad Social es un pagador, igual que una empresa, así que el beneficiario de la prestación de un ERTE está obligado a hacer la declaración de la renta.

Según el presidente de la Asociación Española de Asesores Fiscales y Gestores Tributarios, Adolfo Jiménez, «aunque no se ganen más de 22.000 euros durante un ejercicio fiscal, si se tienen dos pagadores o más  y cualquiera de los segundos pagadores ha abonado más de 1.800 euros, hay que hacer la declaración de la renta».

Pero además, resulta que la retención del IRPF (impuesto sobre la renta de las personas físicas) que practican las empresas, y que se abona a las Administraciones Públicas, no se aplica por parte del Servicio de Empleo Estatal (SEPE), que es quien gestiona las prestaciones relacionadas con los ERTE

Por eso muchos trabajadores afectados por los ERTE tendrán que pagar al Ministerio de Hacienda, al hacer la declaración de renta en 2021, el IRPF correspondiente a lo cobrado a través de las prestaciones en el ejercicio de 2020. La pregunta que ahora mismo asalta a muchos trabajadores es: ¿quién se verá afectado?

Según los expertos, la mayoría de los trabajadores van a tener que  pagar el IRPF en la declaración de la renta  el año que viene, y solo se verán exentos una pequeña parte, por ejemplo, los que estén un mes en ERTE

Consejo para los afectos

Sin embargo, la cantidad que tendrá que abonar el trabajador por el IRPF impagado dependerá de numerosas circunstancias, como el tramo fiscal  al que se tenga que someter y la cifra final  que reciba en total por la prestación.

Si el contribuyente percibe una prestación mensual de 1.000 euros durante tres meses, con el IRPF más común aplicado a su salario habitual (entre el 12% y el 14%), tendrá que pagar a Hacienda hasta 420 euros. Por ahora no parece que los  beneficiados por ERTE vayan a quedar exonerados de tener que devolver esa parte.

Según los expertos, el sistema está organizado de tal forma que cualquiera debe pagar por lo que recibe, aunque también reconocen que hay maneras de que eso sea menos doloroso, y aconsejan que los contribuyentes afectados se guarden la proporción de dinero  correspondiente por si lo tienen que pagar en 2021.