Captura del programa de 'Land Rober Tunai Show' donde una joven explica su relación abusiva con su ex

Vergüenza en la TV española: Encerrona a una joven de 20 para reencontrarse con su ex

La joven explicó que su ex le miraba el móvil, la alejó de sus amigos e incluso le hizo perder un trabajo

Numerosos espectadores de la televisión pública gallega (TVG) han puesto el grito en el cielo por una situación ocurrida durante el programa 'Land Rober Tunai Show', en el que una joven de 20 años fue arrinconada para encontrarse con su expareja, un chico al que había dejado por su actitud celosa y controladora sobre ella. 

En mitad de la polémica suscitada por el documental de Rocío Carrasco, donde gran parte de la sociedad española está ahora cuestionando a Antonio David por su actitud con su exmujer, sus hijos y el resto de trabajadores de Telecinco y de la prensa del corazón, la televisión gallega fue testigo de otro testimonio de una mujer maltratada y controlada por su pareja. 

La joven había acudido al programa de humor como público, sin saber que su exnovio, al que dejó hace un mes después de un año de relación, había acudido al programa para pedirle perdón y volver con ella. 

logo Instagram¡Síguenos en Instagram! 📸 Las fotos y tus notícias preferidas en el móvil con España Diario! Pincha aquí, TE ESPERAMOS!

Durante dos horas y media de programa, emitido este jueves, el presentador, Roberto Vilar, va saliendo de plató para hablar con un joven tras las cámaras: «Es una historia extraordinaria, algo que creo que nunca nos pasó en la historia de 'Land Rober'», explica el presentador.

Raúl, el joven fuera de plató, explicaba que deseaba volver con su exnovia y que tenía esperanzas de que eso fuese posible porque terceras personas le habían dicho que la joven subía fotos del tatuaje que se hicieron juntos a sus redes sociales, junto a otras publicaciones como «canciones de amor». 

A pesar de todo, Raúl admite que tuvo problemas de celos y que eso acabó con su relación, y el presentador defiende que el joven está haciendo «un acto de amor» y que tiene «todo el derecho del mundo a reencontrarse con su enamorada». Eso sí, también asume que, de la misma manera, ella tiene todo el derecho del mundo a que se le haga esta «encerrona», así que decide hablar con ella primero. 

A lo largo del programa vamos descubriendo un poco más sobre la historia de esta pareja: estuvieron más de un año y medio juntos y su relación terminó hace un mes por las actitudes controladoras y celosas de él. Ella, visiblemente incómoda, le explica al presentador, a veces incluso al borde de las lágrimas, que ha pasado una muy mala relación y que no tiene dudas sobre su decisión de cortarla. 

«Mucho perdón tiene que pedir. Él sabe cómo fue la ruptura y sabe que por venir aquí y estemos delante de todos...», explica la joven. «Tardé un año y medio en darme cuenta, pero ya me di cuenta, y mis amigos lo saben, volver atrás es una tontería», añade, momento en el que el presentador admite que el programa ha cometido una «torpeza» y cambia su tono. La joven incluso explica que su exnovio llegó a aislarla de sus amigos y que ella perdió un trabajo «estupendo» por estar con él.

Roberto Vilar pide perdón a la joven y a la audiencia y aprovecha el testimonio de la joven para decir que sus palabras pueden servir para que otras jóvenes se den cuenta de que se encuentran en una relación abusiva, algo con lo que concuerda la presentadora Toñi Moreno, que era la invitada del programa.

TVG ha evitado colgar estas imágenes en su página web, como suele hacer de forma habitual, después de la polémica suscitada y que ha llevado incluso al presentador a pedir disculpas: «Quiero pedir disculpas y pedir perdón, porque fue un error del programa, nunca tuvo que llegar a pasar eso. Nosotros, en nuestra buena intención de contar una historia de amor, nos equivocamos, me equivoqué completamente».

Polémica en las redes y fuerte rechazo a la historia

Las redes sociales ardieron en contra del programa por lo vivido, porque ni siquiera se emitió en directo, por lo que podrían haber cortado toda esta trama y no hacer pasar a la joven por esta mala situación de nuevo, viéndose a través del televisor. 

La asociación Xornalistas Galegas condenó los hechos y anunció a través de su Twitter que «se ven obligados a denunciar» el caso ante la Secretaría Xeral da Igualdade de la Xunta de Galicia, al considerar que los espectadores asistieron a una clara «violación de la intimidad de una mujer y a la banalización de comportamientos machistas en el 'prime time' de una televisión pública».

Otros colectivos, como Defende a Galega, tacharon de «inadmisible» que una situación así se haya emitido por televisión, lo que ayuda a «perpetuar la violencia machista».

El caso ha levantado mucha polvareda en Galicia en un momento donde la violencia machista está en el momento de máxima atención en la televisión nacional, a consecuencia del documental de Rocío Carrasco.

El hecho de que un joven «celoso» y «controlador», que llegó a hacer que su pareja se aislase de sus amistades y que incluso le vigilaba el teléfono móvil, aparezca en 'prime time' pidiendo perdón a su pareja, y que el programa, voluntaria o involuntariamente, ejerza presión sobre la joven para que acepte el perdón, cubriéndolo como un acto de «amor romántico», es, para muchos espectadores, un paso atrás.