Imagen de Rocío Flores durante una gala de 'Supervivientes'

Rocío Flores rompe las barreras y destroza a Fidel Albiac por primera vez

Por fin, se decide a hablar del marido de su madre

Estos días, Rocío Flores ha sorprendido concediendo una entrevista a la revista '¡Hola!'. En ella ha hablado de su madre (Rocío Carrasco) y de la necesidad que tiene de que haya reconciliación entre ambas. Una reconciliación que, al parecer, desea tanto por ella como por su hermano (David).

No obstante, si algo ha llamado la atención de dichas declaraciones de la joven ha sido que ha hablado de Fidel Albiac, el marido de su progenitora. Así, por primera vez, no ha dudado en hacer referencia a aquel.

En concreto, se le ha preguntado acerca de si la nula relación con su madre es debido a que tiene celos del esposo de ella. Y es que eso es algo que se había rumoreado en más de una ocasión. No obstante, Rocío Flores se ha mostrado muy tajante al respecto. Su respuesta ha sido: «La gente que piensa que tengo celos de él es que no sabe nada de mi vida y no ha convivido conmigo».

Además, para dejar claro que Albiac no le importa en absoluto ha sido igualmente clara. En concreto, ha manifestado que «Nunca he tenido envidia ni celos de nada. La que me importa es mi madre».

Rocío Carrasco con Fidel Albiac y su hija Rocío Flores en Madrid el 2011
Rocío Flores ha sido muy sincera sobre Fidel Albiac | España Diario

De esta manera, Rocío venía a acallar un rumor que siempre ha circulado del porqué no se habla con Rocío Carrasco. Sin embargo, quien le realizaba la entrevista ha puesto sobre la mesa otro rumor sobre el origen de esa nula relación. En concreto, le ha hablado de la sentencia que se hizo pública en la que ella era condenada por «maltrato habitual» a su madre.

No obstante, en ese caso no ha sido tan habladora. Y es que la joven solo ha expuesto que «mi madre nunca ha hablado de eso y yo tampoco lo voy a hacer».

Sea como sea, la entrevista se ha convertido ya en un 'hito'. Sí, porque, por primera vez, Rocío Flores ha hablado de Fidel Albiac sin cortapisas de ningún tipo.