Pedro Baños en el plató de 'La mesa del coronel'

Un colaborador de 'Cuarto Milenio': 'A los españoles nos vigilan hasta en nuestras casas'

Pedro Baños ha advertido sobre el peligro de los aparatos tecnológicos

En una entrevista, Pedro Baños, coronel del Ejército de Tierra y diplomado de Estado Mayor actualmente en reserva, ha hablado sobre los numerosos dispositivos tecnológicos que controlan y vigilan al ser humano. 

En 'La noche de Adolfo Arjona', el colaborador de 'Cuarto Milenio' ha señalado lo vigilada y controlada que está la sociedad por los aparatos 'smart', las cámaras de vigilancia de las calles, los nanochips, las redes sociales o los programas de videollamadas, entre otros. 

En su último libro, 'El dominio mental', Pedro Baños ha dejado claro que estamos muy vigilados por los dispositivos tecnológicos que tenemos en nuestro hogar.

«Estamos supervigilados, incluso en el domicilio con todos estos aparatos que llevan el apellido 'smart', a los que yo les llamo espías. Están pendientes de lo que decimos para atendernos y a la vez también nos están vigilando». 

Es precisamente gracias a este espionaje al que estamos sometidos que los aparatos electrónicos conocen nuestros gustos al detalle e incluso pueden definir un perfil psicológico de nosotros. 

«Cuando estamos viendo una serie o película a través de una plataforma digital debemos tener en cuenta que también esa película o serie no está viendo a nosotros. Sabe qué nos gusta, qué tipo de género de película preferimos, el tiempo que pasamos en cada una de ellas», explica Pedro Baños. 

«Eso establece y completa un perfil de nosotros. Igual ocurre con cualquier otro dispositivo 'smart', ya que saben a la hora que llegamos a casa, a la hora que nos acostamos...». 

TikTok, un peligro para niños y jóvenes

Asimismo, el colaborador de 'Cuarto Milenio' hace referencia a los sistemas de reconocimiento facial y a las cámaras de vigilancia. «Todo esto nos lleva a un control absoluto de la sociedad, una vez que nos conocen a la perfección ya toman el siguiente paso que es el de la manipulación». 

Además, señala que el miedo suele ser una gran arma de manipulación. «Una vez que se impregna el miedo en la sociedad son casi los ciudadanos los que claman que se les limite sus propios derechos y libertades, como estamos viendo actualmente con el Covid-19».

«El miedo es una emoción terrible, de las que más calado tiene en el alma humana. Quien sabe gestionar y conducir ese medio tiene en sus manos un instrumento de dominación social impresionante». 

La crisis sanitaria ha supuesto un crecimiento brutal de la comunicación a través de la tecnología. «También ofrecemos mucha información, el mero hecho del escenario que mostramos ofrece datos sobre nueva vida». 

«Depende de los libros que tengas detrás también pueden conocer tus afinidades e inclinaciones o incluso tus filias ideológicas; y hay quien negocia con estos datos». 

Así como los aparatos tecnológicos nos espían, Pedro Baños también hace referencia a las redes sociales y, en especial, a TikTok, ya que «los jóvenes y niños ofrecen excesiva información». 

«Hay quien considera que TikTok se ha convertido en un catálogo de pederastas. Hay adultos con unas inclinaciones perversas contactan con estos niños para sacarles información, pedirles alguna foto o incluso intentar tener un contacto físico. El Pentágono le ha prohibido el uso a sus soldados, también en algunos países, como por ejemplo India, no está permitido su uso».

Los nanochips van más allá del espionaje

Por otro lado, el colaborador de 'Cuarto Milenio' ha hablado sobre los nanochips, que van más allá del simple espionaje y conocimiento de los gustos o preferencias de una persona. 

«Los nanochips tienen muchas finalidades, empezando por las finalidades militares», señala. Son capaces de identificar, gestionar y manipular nuestros sentimientos y emociones.

«Hay pases que investigan cómo procurar que sus soldados no tengan miedo y empatía en el combate o que incluso no tengan dolor cuando reciban en el impacto de una bala o metralla, estamos hablando de crear estos transhumanos, algo que es verdaderamente inquietante». 

Incluso el colaborador ha afirmado que hay aparatos que permiten hackear la mente humana. «La parte mental nos la condicionan todos los días para introducirnos pensamientos de una forma muy sutil y subliminal». 

«La otra parte es para hacerlo directamente sobre el cerebro, y se puede hacer. Ahí está el ejemplo de las armas sónicas, que se ha demostrado que han sido utilizadas recientemente por China enfrentándose a India para intentar modificar el pensamiento y actitudes de los adversarios». 

La parte positiva

Sin embargo, también ha explicado que no todo es perjudicial en el uso de las tecnologías. La mayoría nos ayudan en muchas cosas y nos facilitan el día a día.

De esta forma, Pedro Baños destaca el uso de WhatsApp, que nos permite estar en contacto con personas al otro lado del mundo, aunque también advierte que «siempre hay alguien que tiene la capacidad para interceptar esas comunicaciones, grabarlas y guardarlas». 

«Todo lo que transmitimos a través del ciberespacio puede ser guardarlo y alguna vez puede ser utilizado contra nosotros. Hay que tener prudencia», avisa.