ÚLTIMA HORA

Pedro Sánchez abandona rueda de prensa por amenza militar
Lydia Lorano llorando tras realizar un polígrafo

Lydia Lozano admite una infracción de tráfico en 'Sálvame' durante su viaje a Ibiza

La colaboradora ha contado la trampa sin ningún pudor ante el asombro de sus compañeros

Lydia Lozano  ha regresado hoy a 'Sálvame'  después de haber disfrutado de una semana de descanso en Ibiza  y que ha levantado todo tipo de opiniones por los lujos que ha mostrado en redes sociales, disfrutando de un agradable viaje en un  yate de lujo  y codeándose con la alta esfera de la isla mágica. En lo que algunos veían un viaje de lujo, otros lo entendían como un quiero y no puedo de la periodista que se esforzaba en defender su escapada idílica acompañada de su marido Charlie.

Esta tarde el programa intentaba averiguar como se habían conseguido las fotos de la tertuliana encima del barco y que se publicaron luego en la portada de una revista. Antonio David Flores  lo tenía claro y afirmaba que la colaboradora estaba compinchada con un fotógrafo para que la fotografiase, unas fotos que se han podido vender por unos  1.500 euros, un dato que la propia Lydia ha desmentido diciendo que si estuviesen pactadas saldría mucho mejor de lo que salió.

Además de esta polémica, la colaboradora ha confesado algo que ha hecho saltar todas las alarmas. Lozano contaba que cuando llegó a la isla se desplazó en moto con una amiga y otra acompañante hasta el yate dónde tenían que participar en una gran fiesta. El problema era que la colaboradora admitía que en una misma moto iban  tres personas, un dato que alarmaba a sus compañeros y le preguntaban muy sorprendidos por la confesión.

Lydia intenta corregir el dato sin éxito

Al ver como sus compañeros se sorprendían de su confesión, la periodista intentaba corregir y decía que este trayecto en moto, compartido con otras dos personas, se había realizado dentro del recinto del puerto porqué el barco al que tenían que subir se encontraba muy alejado. Sea como sea, la excusa de la colaboradora no justifica para nada la infracción  y que sin lugar a duda, podría haber acabado desencadenando en algo mucho más serio, arruinando las vacaciones de una de las colaboradoras estrella de Telecinco.