Primero plano de Rosa Benito en un acto promocional de Termix

'Yo también lo intenté': Rosa Benito, destrozada, se identifica con las palabras de su sobrina Rocío Carrasco

Rosa Benito también se planteó terminar con su vida

El estreno del documental de Rocío Carrasco ha hecho temblar no solo a su ex, Antonio David, sino los cimientos de su propia familia. Así, las primeras reacciones no se han hecho de esperar, e incluso su propia hija, Rocío Flores,  ha denunciado que intentó contactar en directo con el programa durante la emisión, pero desde Telecinco le negaron el paso. 

Por otro lado, Ortega Cano no fue capaz de escuchar las palabras de Rociíto, ya que según ha confesado, el médico le recomendó no verlo debido a sus problemas de salud. «No lo pude ver. Tenía la tensión alta y el médico me recomendó que me quedara en cama. Yo no le deseo nada malo ni a ella ni a su familia. A pesar de que ahora no sea lo mismo de antes, le sigo teniendo cariño», ha asegurado el diestro.

Mientras que,  Rosa Benito, ex mujer de Amador Mohedano y tía de Rocío, no ha podido evitar romper a llorar, asegurando que se siente identificada con las dolorosas confesiones de su sobrina. Sobre todo, en lo referente a ese momento en el que tocó fondo e intentó quitarse la vida. 

logo Telegram¿Aún no nos sigues en Telegram, la nueva mensajería de moda? ¿A qué esperas? 📲 ¡Tus noticias preferidas al momento en el móvil y gratis! Pincha aquí, ¡TE ESPERAMOS!

«Ayer lo pasé mal y hoy sigo pasándolo mal. Estoy muy removida, la verdad. Todo es llevarte a muchos recuerdos, muchos momentos de tu vida...»

«Me vi en su piel, y creo que cuando una persona hace eso es porque ya no se puede más. Y yo lo he vivido, por eso entiendo muchas cosas. Yo también intenté un día dormir y no volver a despertar. A mi también se me cuestionó, pero nunca se pregunta el porqué. Se te tacha de loca, y no estás bien, por eso quieres descansar», le ha contado Rosa a Sonsoles Ónega.

Aunque, ella asegura que en su caso se debió a otras circunstancias como el fin de su matrimonio o el tema de las deudas, y no por nada relacionado con los malos tratos, como en el caso de Rociíto. 

«Yo vi que se me rompía la vida tras 36 años de matrimonio. Toqué fondo y me superó la situación. Luego, te arrepientes porque es un acto de cobardía. Son momentos en los que llevas mucho dolor acumulado y no puedes más. A mi me conmovió mucho Rocío, me trasmitió mucho dolor».

Además, Rosa ha señalado que ella no estaba al tanto del infierno que vivía su sobrina, porque esa mujer rota que ha aparecido en televisión, no tiene nada que ver con el recuerdo de una niña llena de vida que conoció con tan solo 3 añitos. 

«Yo he vivido muchas cosas maravillosas con Rocío cuando era pequeña, de llevármela a mi casa, a Chipiona, de jugar con sus primos... Ha sido siempre muy feliz, muy risueña, con mucha alegría. Pero se enamora, y el amor te hace hacer cosas».

Chayo Mohedano se posiciona a favor de su prima Rocío

Sin embargo, la ex de Amador Mohedano ha reconocido que, de momento, no se ha atrevido a llamarla, mientras que su hija Chayo también ha querido mostrar su máximo apoyo a su prima a través de redes sociales. «Aprendamos y no juzguemos sin saber. No al maltrato en ninguna de sus formas», escribía junto a una foto en la aparecía acompañada de Rocío.

Sin embargo, y a pesar de sentirse identificada en cierta parte con su sobrina, Rosa también ha hecho hincapié en que Rocío también podría haber tendido puentes en otros momentos para acercarse a sus hijos, Rocío y David. 

Y, respecto a las palabras que Rociíto pronunció sobre Ortega Cano, cuando dijo «que su madre se había equivocado con él, y que antes le tenía cariño, pero la situación había cambiado», Rosa aseguraba que el torero quería mucho a Rocío Jurado y sigue respetando su memoria. «Yo sé que José quería mucho a Rocío, y le ha inculcado a sus hijos el cariño por su madre».

Habrá que esperar a los siguientes capítulos, para descubrir al fin las razones de ese distaciamiento familiar, y los motivos por los que Rociíto asegura que ha dejado de querer al que fuera marido de su madre.