Rubén Sánchez de 'La Isla de las Tentaciones' en una foto de su Instagram

¿Dónde estaba Rubén? Lola suma su segunda víctima en 'La Isla de las Tentaciones'

El tentador se halla prácticamente 'desaparecido en combate'

Sin lugar a dudas, la gala de anoche de 'La Isla de las Tentaciones' ha sido la mejor de la historia del reality. Y es que vivimos desde un maratón de sexo hasta enfrentamientos pasando por momentazos en las respectivas hogueras.

No obstante, hubo algo más que nos llamó la atención en el programa. Y es que Rubén, el tentador, estuvo totalmente desaparecido. Ya no es ese Rubén que conquistó a Fani en la primera edición.

Es más, podemos decir que se ha convertido en la segunda víctima de Lola. Sí, de la leonesa que ha pasado a ser la protagonista indiscutible de la edición. Y todo debido a su incoherencia, a sus mentiras constantes y a sus infidelidades.

logo Telegram¿Aún no nos sigues en Telegram, la nueva mensajería de moda? ¿A qué esperas? 📲 ¡Tus noticias preferidas al momento en el móvil y gratis! Pincha aquí, ¡TE ESPERAMOS!

¿Aún no nos sigues en Telegram, la nueva mensajería de moda? ¿A que esperas? Tus noticias preferidas al momento en el móvil y gratis! Pincha aquí, TE ESPERAMOS!

Primera víctima de Lola: Simone

Nada más comenzar el programa, Lola, que concursa con su novio Diego, sintió una enorme atracción por Simone. Tanto es así que no se despegaban, que se pasaban el día de confidencias y caricias. De ahí que el chico de ella, al ver esas imágenes, decidiera 'liberarse' y comenzó a tener algo más con Carla.

Cada vez parecía que la relación entre la leonesa y el italiano iba a más. Sin embargo, hubo un momento en el que ella frenó en seco. Decidió que iba a cortar esa complicidad para así poder continuar con su pareja.

De ahí que el italiano pasase de ser uno de los protagonistas de todas las galas a directamente 'esfumarse' de la pantalla. Ya prácticamente no se le ve en los programas. Fue la primera víctima de Lola.

Rubén, la nueva víctima

En la primera edición de 'La Isla de las Tentaciones' Rubén fue uno de los concursantes claves. Sí, porque hizo muy bien su papel de tentador y consiguió que Fani le fuera infiel con él a su chico, Christofer. Eso sí, llegado el momento decidió no tener nada más con ella, quien tiempo después volvería con su novio.

Con ese pasado de 'soltero cautivador', Rubén llegó a esta tercera edición. Lo hizo dispuesto a robar algún corazón o simplemente a tener protagonismo. Y, por eso, decidió acercarse a Lola, conocedor de la relevancia que estaba teniendo.

Aprovechó que ella se sentía rechazada por el resto de la villa para consolarla. Es más, llegó a decirle: «Me atraes. No es pedirte matrimonio, pero no sé cómo explicarlo ¿Y si encontrases a alguien que te hiciera ver las cosas de otra manera?».

Como se suele decir, el tentador siguió 'pico y pala' con la leonesa, que se dejaba querer. Así, no dudó en pedirle una cita y en decirle: «Eres un encanto. Valórate un poquito y valora las cosas de la vida. Hay gente maravillosa que aparece en momentos de la vida para aportar».

Ese momento con Lola le dio protagonismo al joven en el programa y también lo logró al defenderla ante todos de los 'cuchicheos'. Sin embargo, Lola no quiere nada con él. Ambos se han utilizado por distintas razones y Rubén estaba dispuesto a continuar en esa línea. Sin embargo, ella lo ha dejado de lado como hizo con Simone. Aquel ha sido su segunda víctima.

Y Rubén, ¿dónde está?

Cuando vimos aparecer a Rubén como tentador en el programa todos nos llevamos las manos a la cabeza. Conociendo su historial en el reality y su 'verborrea' teníamos claro que iba a dar mucho que hablar, pero nada más lejos de la realidad.

Así, al contrario que Fiama, que llegó como tentadora sorpresa y que desde el primer momento cautivó a Manuel, Rubén se ha ido apagando. Y ya es que prácticamente ni lo vemos en las galas.

Llegó e intentó un acercamiento con Lara, pero le salió muy mal la jugada. La chica está muy enamorada de su novio (Hugo) y no quiere ir más allá con ningún soltero.

Después, como hemos contado, el tentador se dio cuenta de que su objetivo tendría que ser Lola. Y es que no solo era protagonista de todo lo que acontecía sino que se encontraba sola y podría tener en él su apoyo. Sin embargo, se le ha adelantado otro soltero: Carlos. Este le ha tomado la delantera y ya parece imposible que la pierda.

Por todo esto es por lo que Rubén está desaparecido en los últimos programas. Es más, no aporta nada y está claro que, salvo sorpresas inesperadas, no va a tener ningún acercamiento con ninguna chica. Lara le ha rechazado y Lola también, Lucía no está para tonteos, Marina ya tiene a Isaac y Claudia se ha decantado por Tony.

A tenor de lo que estamos viendo, el fichaje del tentador ha sido un auténtico 'pinchazo' para la tercera edición de 'La Isla de las Tentaciones'. Prometía juego y cambios en el rumbo del programa, pero no ha sabido jugar bien sus cartas, todo lo contrario que Fiama.