Montaje fotográfico de Rocío Flores y Olga Moreno y una story de instagram

'Quince móviles': La estrategia de Rocío Flores para que Olga gane 'Supervivientes'

Pese a las duras acusaciones de Rocío Carrasco, la joven no cesa en su empeño de defender a capa y espada a la mujer de su padre

Mientras Rocío Carrasco prosigue con su demoledor testimonio, Rocío Flores  sigue decidida a demostrar el gran cariño que siente por Olga Moreno, la que considera como su verdadera madre y que se ha hecho cargo de ella y de su hermano David en estos últimos veinte años.

Así, a pesar del dolor que siente tras las acusaciones que su madre ha hecho en su contra, y más después del último capitulo, en el que Rociíto ha relatado lo que sucedió el terrible día en el que su hija le propinó una paliza con la que consiguió dejarla incosciente, la joven no ha dudado en volver a la televisión.

De esa forma, Rocío demuestra que lo que realmente le importa ahora mismo es apoyar a Olga, y también la relación con su hermano David, quien también se encuentra bastante afectado tras ver el documental de su madre. 

logo Telegram¿Aún no nos sigues en Telegram, la nueva mensajería de moda? ¿A qué esperas? 📲 ¡Tus noticias preferidas al momento en el móvil y gratis! Pincha aquí, ¡TE ESPERAMOS!

Por su parte, mientras Carrasco acusaba en su docuserie a la mujer de Antonio David de haber ayudado a su ex a manipular a sus hijos y llamarla 'mala madre' a las espaldas, Olga tampoco ha dudado en arremeter con fuerza contra Rociíto desde Honduras.

La diseñadora ha alegado que «la verdad es transparente, tenemos todas las pruebas, lo tenemos todo y tenemos a esos niños que saben lo han padecido. ¿Tiene necesidad esa niña desde pequeñita de sufrir tanto? Está de psicólogo, mal está, ha llorado mucho y lo ha pasado muy mal, no deja de ser su madre. Le ha llamado 80 veces, y nosotros le hemos dicho que no deje de llamarle».

Olga, quien parece haber labrado una gran amistad con Marta López durante su paso por 'Supervivientes', le ha confesado a la tertuliana que lejos de querer ponerse medallas, tiene muy claro que los hijos de Antonio David la adoran más que a nada en el mundo. 

«Me aman y no pueden vivir sin mí y lo sé. Yo solo he intentado ayudarlos y que vivan su infancia y sin odio. La primera vez que me vi a mi suegra me dijo a mí llorando que no le hiciera daño a su hijo, lo que habrá sufrido esa mujer, se ha defendido».

Algo, que contrasta mucho con la versión de Rociíto, quien aseguraba que la mujer de Antonio David habría jugado sucio, ya que cuando ha recurrido a ella pidiéndole ayuda para enderezar el comportamiento de su hija, no dudaba en contarle todo a Rocío Flores

A eso, se suma que Carrasco asegura que Olga y Antonio David no cuidaban bien de sus hijos, ya que «de su casa salían hechos un pincel, y cuando volvían de pasar 15 días con ellos, siempre traían piojos».

Pero, si algo está defendiendo la diseñadora, es que en su casa jamás se ha hablado mal de la otra parte. «En mi casa nunca se ha hablado mal, estaba prohibido, que con mi marido hablara y dijera 'perro judío' sí, pero delante de esos niños ¡en la vida!», ha señalado respecto a esa manipulación y evenenamiento en su contra que Rocío Carrasco denuncia.

Por otro lado, Rocío Flores tiene muy claro que defender a Olga es su máxima prioridad, e incluso ha puesto en marcha una estrategia para ayudarla a ganar 'Supervivientes'. Una estrategia que se ha destapado gracias a la carta que Lola, su hija pequeña, le ha escrito con motivo del Día de la madre.

En dicha carta, la niña le cuenta a su madre que su hermana hace todo lo posible desde fuera para apoyarla. «Hola mama, estamos todos bien. Te amo muchísimo, te doy fuerzas para ganar, estás guapísima. Haz un hueco en la arena para dormir y te tapas con la toalla. Tengo muchas ganas de verte. La tata se ha comprado quince móviles solo para votarte».

Unas palabras que han provocado que Olga rompa a llorar desconsolada, quizás pensando en todo lo que se está perdiendo en casa.