Imatge d'arxiu de la col·laboradora de 'Sálvame' Marta López

Marta López toma una medida inaudita tras ser despedida de Telecinco

La ex gran hermana no quiere que nadie le incomode a través de las redes sociales

Marta López está viviendo un duro revés profesional. ‘Mediaset’ ha decido prescindir de ella después de que la ex gran hermana incumpliese las normas establecidas para prevenir contagiarse de Covid-19.

Ayer se hizo pública esta información a través de una nota de prensa del grupo del que forma parte ‘Telecinco’. Y es que la actitud irresponsable de la colaboradora televisiva, desde luego, ha dejado mucho que desear.

Marta López acudió el fin de semana al famoso festival ‘Starlite’ de Marbella, donde se le vio sin mantener las distancias oportunas y sin mascarilla junto a su amiga Makoke, que también se comportó de la misma manera. Algo que sus ya ex compañeros de ‘Sálvame’ tacharon de falta de empatía e irresponsabilidad total.

Aunque la ex gran hermana no se ha pronunciado, de momento, sobre su despido fulminante, hay una medida que sí ha tomado ya. En su perfil de Instagram ya no están permitidos los comentarios, una opción que sí tenía habilitada antes de su despido.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Yo ya he estado aquí 🤫 Look @ojuquechic

Una publicación compartida de Marta López (@martalopeztv) el

Todo apunta a que ésta es la manera elegida por la colaboradora para evitar preguntas incómodas y comentarios sobre su nueva situación laboral. Y es que perder el trabajo en estos tiempos que corren por culpa de una irresponsabilidad no es algo para estar orgullosa.

Una buena situación sentimental

De lo que sí está orgullosa la ya ex colaboradora de ‘Telecinco’ es de su nueva relación amorosa con Efrén Reyero. Juntos han compartido este fin de semana en Marbella que ha cambiado la situación laboral de Marta López. Parece que el ex tronista de 'Mujeres y Hombres y Viceversa' se ha convertido en el máximo apoyo de la ex gran hermana en estos momentos tan complicados que le están tocando vivir. Y es que seguro que Marta López no preveía el chaparrón con el que se iba a encontrar a su vuelta de vacaciones.