Isa Pantoja posando delante de la cámara

María Jesús Ruiz pilló a Isa Pantoja en un baño con Kiko Jiménez y Efrén Reyero

Carolina Sobe ha sido la encargada de contar lo que ocurrió después de una gala de 'Supervivientes'

Efrén Reyero cerró la lista de concursantes de 'La casa fuerte'  entrando en el 'reality'  a espaldas de Marta López, su pareja en los últimos meses y que descubrió a la vez que toda España que su ex, con el que había roto hacia solamente una semana, aceptaba el reto de entrar en el programa de Telecinco.

Este fichaje de última hora ha hecho que Marta López dude de las intenciones de Reyero, apoyándose en la teoría de muchos de los colaboradores de  'Sálvame'  y que creen que el ex modelo se acercó a la colaboradora para volver a estar de moda y saltar a la escena pública, con la intención de volver a hacer tele.

Aunque la ruptura entre Marta y Efrén no se hizo pública hasta que Efrén lo contó antes de entrar en el programa, este traía otro as bajo la manga y que seguramente fue el que utilizó para convencer a la productora de 'La casa fuerte' para poder entrar en la casa.

emoji regaloGRAN SORTEO ESPAÑA DIARIO: ¡Gana un vale de 100€ para gastar en Zara y todas las tiendas Inditex (Stradivarius, Pull&Bear, Bershka,...)! ¿A qué esperas? ¡Participa ya al sorteo, es gratis! PINCHA AQUÍ y apúntate. ¡Es muy fácil!

Este no sería otro que un presunto rollo con  Isa Pantoja  y que sucedió mientras ella ya estaba saliendo con Asraf Beno. Tanto es así, que incluso el propio Asraf sabe situar esa noche en el calendario, asegurando que su chica desapareció y era imposible localizarla.

Efrén aseguró en su entrada en el plató de 'La casa fuerte' que después de una gala de 'Supervivientes'  se fue de fiesta con Isa Pantoja y fue tanta la buena sintonía que tuvieron que acabaron juntos en la calle pasándolo bien, siendo muy cómplices  y besándose.

Esta versión y que Isa no comparte, es fuerte, pero hoy hemos sabido que hubo algo más y que los implicados no eran solamente dos personas, sino que en la fiesta participaron tres personas.

Hoy Carolina Sobe  y que se encontraba colaborando en la gala de 'La casa fuerte', le ha pedido a María Jesús Ruiz que contase lo que ocurrió esa noche en la discoteca 'New garamond' y que ahora se llama 'Oh my club'.

Isa Pantoja, Kiko Jiménez y Efrén Reyero estuvieron veinte minutos encerrados en un baño

Esto sucedió hace un año y según María Jesús Ruiz, ella fue al baño de la discoteca y se encontró en uno de los cubículos a Isa Pantoja en compañía de  Kiko Jiménez  y  Efrén Reyero. La escena era muy clara y quedaban pocas dudas de lo que allí se estaba haciendo. Isa se estaba besando con Efrén y por detrás la estaba abrazando Kiko Jiménez.

Luego de presenciar esta escena, María Jesús salió del baño y asegura que estuvo esperando más de media hora a que los tres saliesen del baño.

Además, Carolina Sobe asegura que cuando salieron de la sala de fiestas, Efrén Reyero abandonó el trío y se fue para su casa, pero Isa y Kiko Jiménez decidieron seguir la fiesta por otro lado, abandonando la discoteca en el mismo coche, dirigiéndose hacía un paradero desconocido.

A la vez, Asraf Beno intentaba localizar como un desesperado a Isa Pantoja, poniendo todo Madrid patas arriba.

Rafa Mora ha querido situar los hechos en el mapa para conocer el estado sentimental de los implicados. En el caso de Isa y como ya hemos contado, esta ya estaba saliendo con Asraf Beno.

Kiko Jiménez aún no estaba saliendo con Sofia Suescun, pero sí que estaba con Gloria Camila Ortega, confirmándose entonces una infidelidad y que quizás, ahora mismo está descubriendo la hija de Rocío Jurado.

Por último, Efrén tampoco estaría soltero en ese momento, aunque la pareja de este no sería pública y que por lo tanto el impacto mediático de este bombazo no sería el mismo.

Las acusaciones hacía Kiko Jiménez no acaban aquí, pues Cristini Couto  ha asegurado que por esas fechas también tuvo un encuentro con Kiko Jiménez y en el que también participó una amiga suya. Este recordemos que estaba saliendo con Gloria Camila Ortega y sin ninguna sombra en aquel momento de que la pareja no estuviese pasando un buen momento.