Diego Arrabal en la calle

Diego Arrabal pillado: desvelan sus mentiras y engaños para conseguir exclusivas

Se han descubierto los secretos más ocultos del paparazzi

Sin lugar a dudas, uno de los rostros más populares de Telecinco es el del paparazzi malagueño Diego Arrabal. Este colabora en 'Viva la vida' y, en las últimas semanas, ha dado informaciones controvertidas. Así, ha desvelado la supuesta infidelidad de Ana María Aldón a Ortega Cano y también que Paloma Cuevas ha vuelto a encontrar el amor.

Esas son solo dos de la larga lista de exclusivas que ha dado a conocer a lo largo de su vida profesional. Y ahora se han desvelado los engaños que ha llevado a cabo para poder lograr aquellas.

Los disfraces y pelucas, elementos imprescindibles de su trabajo

El aspecto de Diego Arrabal, calvo, con gafas y sin barba, es realmente reconocible. Por ese motivo, al parecer, el fotógrafo ha tenido que acudir en más de una ocasión a hacer uso de disfraces, pero también de pelucas.

logo Telegram¿Aún no nos sigues en Telegram, la nueva mensajería de moda? ¿A qué esperas? 📲 ¡Tus noticias preferidas al momento en el móvil y gratis! Pincha aquí, ¡TE ESPERAMOS!

Así, el medio 'Cotilleo.es' ha publicado unas declaraciones de aquel en las que reconoce que «salgo en la tele y llevo el pelo rapado por lo que es fácil reconocerme. Si sé que tengo un viaje en dos semanas, me dejo crecer la barba porque la postiza es incómoda, que se pone con pegamento y normalmente vamos a sitios de calor y se despega. Pero cuando no me da tiempo a que crezca tengo que usarla».

Precisamente de esta manera es como ha conseguido, por ejemplo, obtener en exclusiva en varias ocasiones fotografías de Belén Esteban durante sus vacaciones. Una circunstancia esa que ha traído consigo que la de San Blas no tenga buena relación con el paparazzi.

No obstante, no ha utilizado esa estrategia solo con la colaboradora de 'Sálvame' sino también con otras celebrities. Y eso le ha permitido obtener imágenes con las que se ha embolsado una cuantiosa cantidad económica. En concreto, las que más le reportaron fueron unas instantáneas que tomó de la ya desaparecida Lady Di en las que aparecía en topless. Esas jamás llegaron a publicarse por la revista que las compró, '¡Hola!', pero por las mismas ese medio pagó lo que sería hoy un millón de euros.

Polémico 'engaño' a Eugenia Martínez de Irujo

Su carácter altivo y su prepotencia en muchas ocasiones han hecho de Diego Arrabal un personaje mediático que no despierta muchas simpatías. Y estas tampoco las genera entre muchos famosos por su manera de haber conseguido instantáneas o declaraciones de ellos.

Precisamente entre esos se encuentra Eugenia Martínez de Irujo, que vivió en el pasado un momento realmente complicado con el paparazzi. En concreto, al parecer y según esa, él utilizó una mentira para obtener unas palabras de esa en un momento en el que despertaba mucho interés.

Lo que sucedió, tal y como recoge 'Cotilleo.es', es que la hija de la Duquesa de Alba estaba sufriendo mucho tras haberse separado de Francisco Rivera. Y no solo por eso sino porque él había iniciado una relación con Carla Goyanes, hija de Cari Lapique, que era conocida por ambos.

Ssegún ella declaró en su momento, Diego Arrabal la llamó por teléfono haciéndole creer que era Javier Osborne, subdirector de la revista '¡Hola!'. Esa mentira llevó a que Eugenia, que se llevaba muy bien con esa figura, no dudara en abrirse con él. Así, se sinceró y le expuso cómo se encontraba en ese momento y todo lo que estaba sufriendo.

En concreto, esa mujer llegó a contar a 'El confidencial' lo que había sucedido con el paparazzi y lo hizo de esta manera: «Di por sentado que era el subdirector de '¡Hola!' y, aunque a él le conozca menos, mis relaciones con los dueños siempre han sido excepcionales (…) No estoy bien y me pilla en un momento anímicamente regular. Me cuenta cosas y me echo a llorar. A partir de ahí, me confío y ya ves...me la vuelven a dar. Y encima quedo por mentirosa».

Con esa última frase, Eugenia hizo referencia al hecho de que no se pudo demostrar que el paparazzi la hubiera engañado. No obstante, lo que sí se sabe es que él recurre a sus argucias y trucos para obtener exclusivas. Ese es su trabajo y, aunque en ocasiones le ha granjeado problemas, está claro que sabe muy bien cómo hacerlo.