Montaje con foto de Esther López

El último vídeo que grabó Esther López antes de morir señala al sospechoso

La jueza ha recibido un informe en el que se demuestra que Óscar tenía dos teléfonos móviles

La familia de Esther López y las autoridades coinciden en una cosa: la muerte de la joven de Traspinedo (Valladolid) se resolverá tarde o temprano. El caso parece estancado, pero los últimos avances de la investigación indican todo lo contrario. Un último hallazgo resulta de lo más revelador.

Esther desapareció la madrugada del 13 de enero y apareció muerta la mañana del 5 de febrero. Los investigadores tienen claro que no fue una muerte accidental, pero el caso se ha ido complicando sobremanera. Tienen una hipótesis sólida y un sospechoso, pero faltan las pruebas para demostrarlo.

La Guardia Civil ha realizado estas últimas semanas varias diligencias y la juez está a la espera de los informes. La novedad es que ya ha recibido uno de ellos, y contiene algo significativo. El acceso al teléfono de la víctima ha permitido conocer un detalle del sospechoso que puede ser clave.

Lo que muestra el último vídeo de Esther

Los informes de la Guardia Civil y los peritos confirman las principales sospechas sobre el sospechoso de la muerte de Esther López. Creen que Óscar manipuló su coche, borró contenido de su teléfono móvil, y accedió también al de la víctima. La juez ya tiene en sus manos un informe revelador.

Montaje con foto de Esther López
La Guardia Civil sigue investigando el caso Esther López | España Diario

Según desvela OK Diario, en ese informe la UCO analiza la actividad de los móviles tanto de Esther como de Óscar. Esther López grabó un último vídeo antes de morir, y la Guardia Civil ha podido acceder a él. En el vídeo se observa como Óscar tenía un teléfono BQ además de su Iphone.

¿Por qué es tan importante esto? Los investigadores averiguaron que Óscar había dejado su teléfono en Valladolid cuando fue a Traspinedo el día después de la desaparición de Esther. Al tener dos teléfonos podía llevar otro terminal encima y no quedar necesariamente incomunicado.

Alguien pudo mover el teléfono

La jueza acaba de recibir un informe con los datos más significativos de los teléfonos de la víctima y del sospechoso. El terminal de Esther muestra que entre las 04:10 y las 07:20 estaba lejos de la casa de Óscar. Un hecho al que ahora los investigadores tendrán que dar una explicación.

Una hipótesis es que Esther se desplazó con su teléfono hasta estas coordenadas. Pero cabe otra posibilidad, y es que el sospechoso moviera el teléfono móvil (probablemente junto a su cadáver) en esta franja de tiempo. Y ahí es donde entra otro dato significativo sobre los teléfonos.

▶️ VÍDEO: Otras noticias de Sucesos

Uno de los terminales de Óscar se desconecta a las 03:46 durante una hora. Queda por saber qué ocurrió con el otro terminar, algo que por ahora solo conocen la Guardia Civil y la jueza instructora de la causa. Pero todas las novedades del caso van en la línea de confirmar las sospechas de la policía.

Otras claves del último vídeo

Hay otra cosa llamativa sobre el último vídeo que grabó Esther López la madrugada en la que murió. La víctima envió el vídeo a través de WhatsApp a las 01:17 de la madrugada. Dos minutos después, a las 01:19, Esther López se conectó por última vez a este servicio de mensajería instantánea.

Los allegados de Esther aseguran que estaba conectada a WhatsApp a todas horas. Por lo tanto, los investigadores se preguntan por qué se desconectó de repente a esa hora. Otra clave será saber si hay más actividad hasta las llamadas de su madre hora más tarde, tras las cuales entró en ‘modo avión’.

En el último vídeo grabado por Esther se ve el móvil de Óscar encendido, cargando y con la pantalla encendida cerca de él. Lo cual indica que podría estar escribiendo mensajes. Además, la grabación muestra la ropa que vestía el sospechoso la noche de la muerte de Esther López.

La investigación sigue avanzando

Otra de las claves de la investigación es la visita que el pasado 6 de junio hizo la Guardia Civil al paraje de Las Bodegas. Se trata de uno de los últimos lugares donde estuvo Esther López antes de morir. Y tanto Óscar como Carolo reconocieron durante los interrogatorios haber estado allí.

Foto de la desaparecida
Esther López murió atropellada el 13 de enero | Archivo

Las versiones tanto de uno como de otro no son fiables, así que la policía está siguiendo los datos del terminal de Esther. Los investigadores han vuelto al lugar de los hechos para reconstruir las últimas horas con vida de la víctima. El otro foco de la investigación está en los testigos del caso.

La juez ve en las contradicciones de Óscar la muestra de que evidentemente podría ser el principal sospechoso de la muerte de Esther. Pero necesita pruebas más concluyentes para imputarle, ya que por ahora solo hay indicios. Los informes que ya ha empezado a recibir pueden cambiarlo todo.