Roberto Ávila con su mujer y su hija

Roberto, el padre que ha dado su vida por la de su hija de 4 años

Interrumpió su tratamiento de cáncer para destinar todos los recursos a la salud de la niña

Dicen que no hay amor más fuerte que el de un padre por sus hijos y el caso de Roberto Ávila es un buen ejemplo. Este padre de familia suspendió su tratamiento de cáncer para destinar todos los recursos a su hija Andy, también enferma. Ha fallecido tras haber salvado la vida de la niña.

Roberto Ávila tenía 37 años y le habían diagnosticado un cáncer de estómago hace apenas unos meses. Empezó entonces un costoso tratamiento para curar su enfermedad con el apoyo de su familia. Pero lo peor estaba por llegar, ya poco después diagnosticaron a su hija un cáncer cerebral.

Afortunadamente, el cáncer de la niña estaba en un estado embrionario y el pronóstico era optimista. Sin embargo, necesitaba también un costoso tratamiento que se sumaba al del padre. Entonces Roberto tomó la decisión de interrumpir su terapia para enfocar todos los recursos a la salud de la niña.

La drástica decisión de Roberto Ávila

La historia de la familia Ávila González empieza hace unos años en México, cuando Andrea y Roberto unieron sus vidas en matrimonio. De su amor nació hace 4 años una preciosa niña a la que pusieron de nombre Andy. La pequeña empezó a encontrarse mal hace unas semanas, y descubrieron que tiene cáncer.

Roberto Ávila con su esposa
Roberto y su mujer formaban una bella familia | Redes sociales

Roberto Ávila se encontraba en pleno proceso de tratamiento por un cáncer de estómago que le diagnosticaron en 2021. Estos tratamientos son muy costosos en México, y la familia Ávila González no podía hacer frente a los dos casos. Así que el padre renunció al suyo para salvar la vida de la niña.

Familiares y amigos iniciaron una campaña para reunir fondos y salvar la vida de ambos. Han organizado rifas, actos y peticiones de famosos para pagar los tratamientos, pero no han llegado a tiempo. El cáncer de Roberto se encontraba en un estadio avanzado y ha acabado muriendo.

Últimas palabras de Andrea a su marido

El pasado 11 de junio, Roberto Ávila murió de cáncer mientras su hija continúa luchando para que su sacrificio no sea en vano. La interrupción del tratamiento fue determinante para la prematura muerte de este hombre. Su caso ha dado la vuelta al mundo como ejemplo de sacrificio por los hijos.

▶️ VÍDEO: Otras noticias de Sucesos

Su esposa Andre ha tenido unas últimas palabras hacia Roberto a través de una publicación en Facebook: “Cumpliste tu promesa, no te rendiste, por ti no quedó, ahora sé que seguirás con la promesa de siempre velar por Andy y por mí desde el cielo. Te extrañaremos tanto, yo cumpliré mi promesa y cuidaré de nuestra princesa”.

Famosos del país como Luis Mario Garza, cantante del Grupo Pesado, han compartido la historia en sus redes sociales. Esto ha ayudado a difundir el caso de esta familia. Ahora piden más fondos para seguir costeando el tratamiento de Andy y que esta niña pueda salvar la vida.

Andy sigue luchando por su vida

Andrea ha explicado que su hija Andy fue sometida a una cirugía neurológica el pasado 24 de mayo. Le extirparon un tumor de seis centímetros en el hemisferio izquierdo del cerebro. Pero ahora necesita seis sesiones de radioterapia y otros siete meses de quimio para eliminar el resto de tumores.

Montaje con foto de la familia Ávila González
La niña sigue luchando por su vida en el hospital | La Noticia Digital

La niña se encuentra en terapia intensiva en un hospital de Monterrey, donde permanece intubada. Sigue teniendo tumores en el cerebro y en la columna vertebral, que tendrán que ser eliminados en los próximos meses. De momento está mejorando y en los próximos días podrían despertarla.

Roberto Ávila era doctor de profesión y, por lo tanto, conocía perfectamente las consecuencias de abandonar su tratamiento. Aun así decidió hacerlo con la esperanza de que “su princesa” se salvara. Ahora todos cruzan los dedos para que Andy salga adelante y un día pueda conocer la hazaña de su padre.