Control seguridad de la guardia civil de tráfico durante el confinamiento

Fallece un guardia civil y otros 2 heridos en un control por los cierres perimetrales

Una furgoneta arrolló a los agentes cuando se disponían a iniciar el control

Extraño accidente el ocurrido la tarde del lunes, 1 de febrero, en Asturias, y que resultó con un agente de la Guardia Civil fallecido, otros dos agentes heridos y una tercera persona, detenida, también herida.

Los hechos ocurrieron el lunes por la tarde, alrededor de las 18:25 horas, en la autovía AS-I, conocida en la zona como la autovía minera. Fue en el punto kilométrico 2,900, a la altura de La Terronal y en dirección a la localidad de Mieres.

logo Twitter¿Aún no nos sigues en Twitter? ¿A que esperas? 📲 Tus noticias preferidas al momento en el móvil con España Diario! Pincha aquí, TE ESPERAMOS!

Tres guardias civiles de la Unidad de Seguridad Ciudadana (USECIC) de la Comandancia de Oviedo estaban en la carretera preparando uno de los muchos controles que se organizan a lo largo y ancho de toda la geografía española para controlar las limitaciones a la movilidad que hay establecidas en muchas zonas, evitando que la gente entre y salga de municipios confinados de forma perimetral. 

Algunos testigos que presenciaron el accidente informaron que fue el conductor de una furgoneta quien provocó el accidente, arrollando a los agentes mientras establecían el control. La primera hipótesis plantea un accidente, ya que los investigadores trabajan con la idea de que el conductor pudo despistarse y no ver a los agentes, que en ese momento estaban preparando el control.

Los testigos aseguran que el choque fue «brutal» y que el agente fallecido acabó atrapado debajo de uno de los otros vehículos que fueron golpeados por la furgoneta, y tuvo que ser excarcelado por los Bomberos de Asturias, que también acudieron al lugar de los hechos.

El agente fallecido, como recogen en 'El Comercio', era Ángel Antonio Ambrosio Barbero, un hombre de 47 años y vecino de Mieres. Los heridos fueron atendidos primero por los servicios de emergencias y luego derivados al Hospital Álvarez-Buylla, todos ellos en estado leve. 

Siguiendo el protocolo, el conductor fue sometido a pruebas de alcoholemia y drogas, ya que además circulaba a gran velocidad. El vehículo chocó primero contra la víctima para después golpear a un coche patrulla de la Guardia Civil y un segundo coche, de un particular. Finalmente, el conductor de la furgoneta fue detenido.

El levantamiento del cadáver se hizo alrededor de las ocho de la tarde y se le trasladó al Instituto de Medicina Legal de Oviedo para realizarle la autopsia, mientras la Benemérita ha iniciado una investigación para determinar las causas exactas del accidente, que de momento apuntan a una imprudencia por parte del conductor.

Muestras de apoyo y pésame

Las noticias sobre el accidente no se hicieron esperar y el guardia civil fallecido y sus familiares han recibido ya mensajes de apoyo desde muchas partes de la sociedad, incluidas autoridades políticas.

El mismo presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, mandó un «sentido abrazo a los familiares y compañeros» tras conocer la noticia, un mensaje similar al de la delegada del Gobierno en el Principado de Asturias, Delia Losa, que quiso transmitir su «más sentido pésame a los familiares, compañeros y amigos de Ángel. Un servidor público que ha fallecido en el sacrificado desempeño de protegernos», en relación con el control perimetral que se estaba estableciendo para garantizar el cumplimiento de las restricciones por el coronavirus

Adrián Barbón, presidente de Asturias, también quiso mandar «su pésame y el del Gobierno del Principado a la familia y a sus compañeros de cuerpo. Y mi reconocimiento a la labor que Guardia Civil y resto de Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado hacen cada día, garantizando nuestra seguridad y nuestra protección».