Lara y Jennifer

Lara y Jenni, dos amigas adolescentes muertas mientras disfrutaban de sus vacaciones

Murieron por la imprudencia de un conductor cuando volvían a casa de un día en la playa

Jennifer Woodhouse y Lara Meldrum son las dos adolescentes fallecidas durante un viaje de vacaciones. Las chicas habían acabado la preparación para la universidad y estaban disfrutando de un día en la playa. Las dos se vieron implicadas en un accidente de tráfico que segó sus vidas.

Fue el pasado viernes cuando, en el día más caluroso del año, las dos chicas decidieron hacer un viaje a la playa. De regreso a casa tras un día de diversión, murieron en una colisión en Hagworthingham (Inglaterra). Las chicas fueron rescatadas con vida del coche, pero en estado crítico.

Fueron trasladadas a un hospital donde trataron de salvarles la vida sin éxito. Los autores del accidente se dieron a la fuga, y la policía ha pedido la colaboración ciudadana para identificarlos. También están revisando las cámaras de seguridad, con el objetivo de que respondan por sus actos.

Sueños truncados en la carretera

Jennifer y Lara acababan de cumplir los 18 años y eran grandes amigos con muchos proyectos de futuro. Este año habían acabado la preparación para la universidad, y estaban planeando las vacaciones antes de iniciar los estudios universitarios. Todo se truncó de repente el pasado viernes, en un accidente automovilístico.

Lara y Jennifer conducían un Peugeot por la A158 cuando colisionaron con un Volvo, sobre las siete de la tarde. La policía busca testigos o imágenes del accidente para avanzar en la investigación abierta sobre el suceso. Mientras, en el entorno de las víctimas reina un indescriptible dolor.

Lara y Jennifer
Lara y Jennifer volvían de disfrutar de un día de playa | Cedida

Las dos amigas han sido despedidas en una desgarradora ceremonia donde han recordado sus figuras. Jennifer era vecina de Alfreton, Derby, y su familia la recuerda como una “fuerza de la naturaleza”. Lara era de Arnold, Nottinghamshire, y una talentosa deportista con una gran proyección.

▶️ VÍDEO: Otras noticias de Sucesos

Las dos eran las mejores amigas una para la otra, y estaban muy ilusionadas con el futuro inicio de la aventura universitaria. Iban a estudiar juntas en la Universidad Sheffield Hallam. En septiembre tenían que empezar las clases, pero antes querían disfrutar del verano que tenían por delante.

Lágrimas por Jennifer y Lara

“Jennifer era una fuerza de la naturaleza, una voluntaria bondadosa que hizo del mundo un lugar mejor”, expresaron los familiares. También la recuerdan como “una joven trabajadora, cariñosa y empática con el mundo que le rodeaba”. Dicen que le gustaba trabajar para ganar su propio dinero.

“Jennifer podría haber sido una de los mejores chefs y trabajó en una cafetería, un pub, y más recientemente un restaurante”, explican.  Era una chica muy independiente que quería ganarse las cosas con su esfuerzo. Con su energía hacía la vida más fácil a las personas vulnerables.

Lara y Jennifer
Lara y jennifer disfrutaron al máximo de la vida | Cedida

Lara era una apasionada del deporte y una amante de la diversión que siempre hacía reír a los demás. Sus allegados recuerdan como siempre estaba “rodando por el suelo riéndose de la cosa más tonta con sus amigos”. “Simplemente amaba a las personas, y sobre todo, creía y defendía a su familia”, añaden.

Lara siempre estaba pendiente de los suyos cuidándolos cuando lo necesitaban. Amaba a su hermano y le protegía más que a nada en el mundo. “Le encantaban los cocodrilos y los dinosaurios, y comprar en línea”, han recordado, “podría haber sido cualquier cosa que se propusiera”.

'Tenían toda la vida por delante'

Lara y Jennifer conectaron rápidamente ya que compartían su carácter abierto y divertido. Las dos estaban llenas de energía y tenían toda la vida por delante con un futuro prometedor. Así los han recordado estos días sus familiares, hundidos por la tragedia que les ha tocado vivir.

La policía mantiene abierta la investigación del accidente mortal, aunque hasta ahora no ha habido grandes avances. La principal hipótesis es que las dos jóvenes fueron víctimas de la imprudencia de otro conductor, y se llevaron la peor parte. Ahora buscan pruebas para poder demostrarlo.