Carro de la compra en un supermercado

El despiste de una mujer en un supermercado español le sale caro: más de 5.000 euros

Un empleado aprovechó un cobro para fotografiar su tarjeta bancaria, y realizar compras con ella

Un joven de 30 años ha sido detenido por la Policía Nacional en la comarca de la Huerta de Valencia, por una presunta estafa a una mujer de 90 años. Según ha explicado el cuerpo de policía, el acusado habría fotografiado la tarjeta bancaria de la mujer, y habría aprovechado para realizar compras por un valor de más de 5.000 euros, hasta ser finalmente descubierto. 

¿Aún no nos sigues en Telegram, la nueva mensajería de moda? ¿A que esperas? Tus noticias preferidas al momento en el móvil y gratis! Pincha aquí, TE ESPERAMOS!

Descubre con asombro más de 5.000 euros en gastos con tarjeta

logo Twitter¿Aún no nos sigues en Twitter? ¿A que esperas? 📲 Tus noticias preferidas al momento en el móvil con España Diario! Pincha aquí, TE ESPERAMOS!

Los hechos habría tenido lugar el pasado mes de enero, cuando la anciana de 90 años descubrió que en su historial bancario constaban un total de 39 cargos, de compras que ella no recordaba haber realizado en ningún momento. Más grande aún fue su sorpresa cuando se percató de que la suma total de los productos ascendía a los 5.149 euros. 

Tras denunciar el caso ante la policía, los investigadores consiguieron descubrir que la víctima había usado su tarjeta bancaria por última vez en un establecimiento comercial, donde el cajero mismo le había propuesto hacerse una tarjeta de socia, para beneficiarse de algunos descuentos que se ofrecían. Según la Policía Nacional, la víctima aceptó, y fue ahí donde empezó dicha estafa. 

El acusado habría aprovechado un despiste para recopilar los datos bancarios

En un momento dado, cuando la anciana no prestaba atención, el acusado aprovechó para coger su documentación, así como la tarjeta bancaria. Poco después, la víctima le pidió que se la devolviera, porque iba a pagar finalmente en efectivo. Antes de la devolución, consiguió observar que el acusado le había sacado una fotografía con su teléfono móvil, pero no le dio mayor importancia. 

Posteriormente, revisando los cargos, la anciana sí se fijó que correspondían justamente a la cuenta asociada a dicha tarjeta bancaria. Finalmente, los policías relacionaron directamente al empleado con las operaciones realizadas en la cuenta de la víctima, y procedieron a su correspondiente detención, acusado de un presunto delito de estafa. El joven, sin antecedentes policiales, ya ha pasado a disposición judicial. 

Se salta un control policial, se da a la fuga y acaba igualmente detenido en Valencia

Vale la pena destacar que, también en Valencia, esta vez en la misma capital, los agentes de la Policía Nacional y los de la Policía Local de la ciudad detuvieron recientemente a un joven conductor de 20 años, acusado de saltarse un alto policial y posteriormente darse a la fuga. A continuación, la capital del Turia vivió una auténtica persecución policial por varias calles de la ciudad.

Finalmente, el acusado chocó contra una pared y rompió una tubería de gas, a la altura de la calle Jaca. Una vez en manos de los agentes, se le realizó una prueba de alcoholemia, en la que dio positivo, y quedó detenido por un presunto delito contra la seguridad vial. 

Desmantelado un conocido punto de distribución de droga en Alicante

La Policía Nacional también detuvo a un total de cuatro personas en Elche, Alicante, que constituían un supuesto grupo criminal, dedicado a la venta y distribución a pequeña escala de todo tipo de estupefacientes, desde heroína hasta marihuana y cocaína. Los arrestados tenían una técnica muy calculada para pasar desapercibidos, y es que utilizaban el buzón de una vivienda para almacenar la droga. 

La droga se distribuía posteriormente a un gran nombre de personas, que diariamente se desplazaban a los alrededores de la vivienda de los detenidos para conseguir sus dosis. Se trataba de un punto muy conocido en la ciudad, donde ni siquiera de noche cesaba el tránsito continuo de personas, a pesar de la existencia de un toque de queda nocturno en la comunidad. Por su parte, los que más sufrían estas molestias, según la policía, eran los mismos vecinos.