Agentes de Policía Nacional

Cuatro niños intentan quitarse la vida en el mismo lugar de España: ‘preocupación’

La Policía Nacional intervino en cuatro intentos de suicidio en pocas horas en Palma de Mallorca

La Policía Nacional está investigando la extraña sucesión de intentos de suicido en Palma de Mallorca el pasado lunes. En cuestión de tres o cuatro horas, el 091 recibió cuatro llamadas por intentos de suicidio simultáneos en el ámbito escolar. Al parecer ninguno de ellos está relacionado entre sí.

La rápida y eficaz actuación de la policía fue determinante para salvar la vida de los cuatro jóvenes. Aunque ninguno de los casos parece estar vinculado, la aparición simultánea de cuatro intentos de suicidio ha causado una gran preocupación. La policía ha abierto una investigación para estudiar lo sucedido.

Los cuatro intentos de suicidio ocurrieron en un margen de pocas horas con estudiantes menores de edad. Tampoco se trata de un caso aislado en España, donde han aumentado los problemas de salud mental entre adolescentes. El suicidio es la primera causa de muerte entre los más jóvenes.

Casos simultáneos

El primer caso ocurrió en un colegio de Palma de Mallorca, donde un chico de 14 años se había encaramado a la cornisa. Los agentes de la Policía Nacional, alertados por el 091, acudieron rápidamente hasta el lugar. La rápida actuación de los agentes consiguió disuadir al joven de sus intenciones.

Foto de piernas en lo alto de un edificio
Investigan la trágica muerte ocurrida en un edificio | Cedida

En otro colegio de Palma, una niña se encerró en el baño del instituto e intentó cortarse las venas con la cuchilla del sacapuntas. Compañeros y profesores de la alumna actuaron rápidamente para evitar que siguiera lesionándose. Las autoridades acabaron interviniendo también en este caso.

En el tercero de los episodios, un adolescente ingirió una gran cantidad de pastillas con la clara intención de quitarse la vida. Ocurrió en un instituto del centro de Palma, y la policía abrió una investigación para esclarecer lo ocurrido. Apenas unos instantes después volvió a sonar el teléfono de emergencias.

Atendidos en el hospital

En este cuarto caso, un estudiante trató de quitarse la vida tras haber tenido una discusión familiar en el domicilio. En todos los casos la actuación de la policía consiguió evitar una tragedia. Pero la cadena de desgracias hizo aflorar la inquietud entre las autoridades que estudiaron una posible conexión.

▶️ El PSOE llora la muerte de su histórica militante Dolores Álvarez Campillo

Las primeras conclusiones de la investigación es que los cuatro casos de suicidio no estaban relacionados entre sí. Los adolescentes fueron atendidos en el ala de psiquiatría del Hospital Universitari Son Espases, en la capital balear. Allí, los expertos tendrán que desentrañar el origen de los actos.

La realidad es que la pandemia ha disparado los problemas de salud mental entre la población más joven. A ello hay que sumar el problema endémico del acoso escolar, que es una de las principales causas de depresión e intentos de suicidio. Se desconoce, sin embargo, el origen de los casos de Palma.

Actuación providencial

Especialmente providencial fue la actuación de los agentes en el primer caso de suicidio. Su rápida intervención impidió que un menor de 14 años saltara de la cornisa de un colegio en Palma. Los hechos ocurrieron a primera hora del lunes en un conocido centro, ante la preocupación del personal.

El chico estaba alterado y muy nervioso, y se había encaramado a una terraza de unos 15 metros de altura. Los profesores trataron de calmarlo mientras llegaban los efectivos de la policía, pero el menor amenazaba con tirarse. Los vecinos extendieron varios colchones en el suelo para atenuar la caída.

Policía Nacional en las calles de Málaga en septiembre de 2017
La rápida intervención de la policía fue crucial | cedida

Los agentes cortaron el tráfico y marcaron un perímetro de seguridad antes de subir hasta la azotea. Un experto de la Policía Nacional entabló una conversación con el menor, tratando de disuadirlo. Así se fue ganando su confianza, hasta que sus compañeros consiguieron llegar hasta él y sujetarlo.

El departamento de salud de la comunidad alerta del aumento del 12% de los intentos de suicidio a raíz de la pandemia. A raíz de ello se impulsó el programa de Atención y Prevención del Suicidio, que cada vez recibe más llamadas. La intención es mejorar la atención con una respuesta rápida.